Taim Weser supera el concurso de acreedores y sale adelante con nuevos proyectos

El Juzgado de lo Mercantil aprueba el convenio de la empresa que preside Manuel Teruel con adhesiones de representantes del 67% de su deuda ordinaria.

Instalaciones de Taim Weser en Zaragoza.
Instalaciones de Taim Weser en Zaragoza.
Guillermo Mestre

La empresa industrial aragonesa Taim Weser ha conseguido superar el concurso necesario de acreedores presentado en marzo de 2023 e inicia un proceso de regularización y de recuperación reputacional en el mercado y de incorporación de nuevos proyectos con unos clientes que han renovado su confianza en la compañía. El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Zaragoza ha hecho pública este martes una sentencia con fecha 13 de mayo de 2024 en la que ordena el cese inmediato de los efectos del concurso.

El fabricante de maquinaria para grandes infraestructuras llave en mano que preside Manuel Teruel, expresidente de la Cámara de Comercio de Zaragoza y presidente de la Feria, no ha cesado su actividad a lo largo de este año, pero esta se ha visto condicionada tanto por el procedimiento judicial en marcha como sucesos inesperados como la inundación causada por la histórica tormenta del 6 de julio de 2023 en la capital aragonesa.

En este tiempo, según fuentes de Taim Weser, se ha trabajado con el objetivo de cumplir los contratos en vigor para no perjudicar a clientes y mantener el fondo de comercio, fin que se ha logrado, "como lo demuestra la renovación de la confianza de los clientes con nuevos pedidos". También se ha conseguido en este año agilizar la tramitación del concurso y recuperar la normalidad en la gestión de todas las áreas empresariales, colaborado con el juzgado y con la administración concursal. "Después de 13 meses, se ha logrado la aprobación de la propuesta de convenio presentada por la compañía, que ha obtenido el apoyo del 66,89% del pasivo ordinario", han precisado las mismas fuentes.

Desde Taim Weser se ha señalado también que se conserva la confianza y la ilusión de la plantilla -integrada por 150 trabajadores, 90 menos que en años de actividad más positivos-, muy afectada por las incertidumbres que ha tenido que padecer en un proceso tan largo. Durante el concurso Taim Weser se vio en la necesidad de pactar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para la totalidad de la plantilla que fue autorizado judicialmente con la aprobación de la autoridad laboral.

Especializada en el diseño, fabricación, instalación y mantenimiento de grúas con certificación nuclear, grúas para coque de petróleo, acerías y grandes máquinas de manutención, Taim Weser tenía una cartera 100% internacional en 2020, año en el que lo que era una fortaleza se convirtió en la debilidad con la aparición de la pandemia del coronavirus. "Las restricciones de movilidad provocaron la paralización de los proyectos y alteraciones en los calendarios de ejecución, afectando severamente al estado económico y financiero de la empresa", explican. 

Tras poner en marcha un proceso de negociaciones y de reestructuración financiera, con el apoyo de la consultora Mazars y la entrada de un fondo de inversión anglosajón, la invasión rusa de Ucrania en febrero de 2022 complicó todo. "Por aquel entonces se estaba trabajando en dos proyectos, por 35 millones de euros, para dos refinerías en Rusia, proyectos que la normativa europea obligó a paralizar bajo riesgo de sanciones", apuntan. "Aquello provocó la pérdida de interés del fondo inversor y el agravamiento del delicado estado económico-financiero", añaden.

Ese fue el escenario que causó la presentación del concurso voluntario de acreedores en marzo de 2023, superado ahora y que abre una nueva etapa en Taim Weser, que seguirá apostando por proyectos industriales de envergadura en un mercado muy amplio.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión