Economía
Suscríbete por 1€

El número de jubilaciones se duplica y roza máximos para cobrar la subida del 8,5%

La pensión de las nuevas altas escala a casi 1.700 euros al mes mientras el gasto del sistema toca techo y se acerca a los 12.000 millones de euros.

Cuál es la pensión máxima y la mínima de jubilación
El número de jubilaciones se duplica.
Freepik

La subida histórica que han experimentado las pensiones en enero ha animado a muchos trabajadores que estaban a las puertas del retiro y con dudas sobre cuándo abandonar el mercado laboral a adelantar su decisión, hasta el punto de que las jubilaciones se han duplicado en diciembre.

Las cuentas les han salido e incluso, paradójicamente, a algunos les ha beneficiado pasar a ser pensionista pese a no haber cumplido la edad legal y sufrir un recorte en su prestación por ello. Esto se debe a que, aquellos que se hayan jubilado antes de que terminara el año 2022, en enero pasan a cobrar de forma automática un 8,5% más, a consecuencia de la revalorización que se aplica desde enero. Así lo dicta la nueva ley que se aprobó a finales de 2021 y que, a instancias del Pacto de Toledo, establece que las pensiones se elevarán cada año de acuerdo al IPC medio anual de diciembre a noviembre, lo que, debido a la escalada de los precios el año pasado, arroja una tasa anual del 8,5%.

Esto ha supuesto un incremento mensual de 108 euros de media para un jubilado español, que pasa de cobrar en diciembre una nómina de 1.259 euros brutos a recibir desde enero 1.369 euros. Y así cada mes a lo largo de 2023, lo que, multiplicado por catorce pagas, supone un extra anual de más de 1.500 euros. Y, en 2024, experimentarán una nueva subida con la inflación media de este año. Salvo que sea negativa y, en ese caso, se les congela su paga, ya que en ningún caso pierden dinero.

Así, más de 35.500 trabajadores decidieron el pasado diciembre, calculadora en mano, dar el paso y jubilarse -según los datos publicados este martes por el Ministerio de Seguridad Social-, una cifra que duplica con creces las 16.700 altas que hubo en el mismo mes de 2021. Se trata, además, de un elevado número de jubilaciones para un solo mes que solo se ha superado en otras dos ocasiones: en enero de 2018, que rozaron las 36.000 altas, y en enero de 2011, que superaron las 38.500.

Esto hace pensar que cuando se hagan públicos los números de este enero -a finales de febrero, puesto que este dato va con un mes de retraso- esta cifra probablemente se elevará y pueda tocar máximos, puesto que muchas peticiones de retiro realizadas en diciembre aún están pendientes de resolverse (tienen tres meses de plazo).

Para este colectivo de nuevos jubilados, además, su nómina se elevó en diciembre hasta los 1.462 euros al mes, e incluso se situó en los 1.559 euros para los asalariados que cotizaban por el Régimen General. Significa esto que, con la nueva revalorización, en enero cobrarán casi 1.700 euros al mes, 132 euros más. Esta subida compensa en muchos casos incluso el recorte que han sufrido aquellos que se han prejubilado con un año y medio de antelación, inferior al 8,5%. Es más, para aquellos que cumplan la edad legal de jubilación a lo largo de 2023 les habría beneficiado prejubilarse el año pasado, puesto que la subida del 8,5% es superior al recorte de un 5% de media que tendrían como máximo.

Diez millones de pensiones

Esta oleada de jubilaciones ha provocado que enero pase a ser el primer mes de la historia en el que se sobrepasa la barrera de los diez millones de pensiones, un número que además seguirá engordando con la llegada a la jubilación, ya desde este mismo año, de la generación del 'baby boom', que provocará que en 2050 se alcancen los 15 millones de beneficiarios. En apenas una década el número de pensionistas ha crecido en prácticamente un millón de personas.

Este fuerte aumento de beneficiarios, junto con unas pensiones cada vez más altas, está provocando tensiones en las cuentas de la Seguridad Social, que además ha visto cómo su gasto se ha incrementado en apenas un año en más de 1.150 millones de euros a consecuencia, principalmente, de la subida anual más alta de la historia. Así, la revalorización de todas las prestaciones contributivas un 8,5% en 2023 ha elevado la nómina mensual hasta los 11.902 millones, frente a los 10.942 millones de diciembre, lo que supone un incremento histórico del 10,7%.

Ya no es solo que supere los 11.000 millones de euros de presupuesto mensual, sino que prácticamente roza de golpe y porrazo los 12.000 millones, límite que con seguridad se sobrepasará en los próximos meses, cuando se incorporen al sistema nuevos beneficiarios, más cuando se materialice ese aluvión de peticiones de jubilación que hubo en diciembre.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión