Economía
Suscríbete por 1€

El momento "dulce" de la inversión extranjera en Aragón

Profesionales de Aragón Exterior (Arex) ven un futuro «con incógnitas pero prometedor» para ampliar los 54.800 empleos que generan actualmente en la Comunidad las empresas de capital foráneo.

Un trabajador en plena faena en la planta de Magna en Pedrola. La compañía austriaco-canadiense ha hecho una gran inversión en Zaragoza.
Un trabajador en plena faena en la planta de Magna en Pedrola. La compañía austriaco-canadiense ha hecho una gran inversión en Zaragoza.
Francisco Jiménez

En un momento económico global caracterizado por una incertidumbre máxima, «resulta llamativo el dulce momento que está viviendo Aragón en cuanto a proyectos de inversión extranjera», apuntan profesionales de la empresas pública Aragón Exterior (Arex) en un informe sobre el papel que representan las compañías de capital foráneo en la región publicado en la revista Economía Aragonesa de Ibercaja. «Tan solo en el mes de mayo de este año, se anunciaron proyectos con un volumen de inversión superior a 800 millones de euros y que previsiblemente generarán más de 5.000 puestos de trabajo en la Comunidad», añaden a continuación.

Estas cifras, indican, son las últimas de una larga lista de nuevas inversiones anunciadas en Aragón en los últimos años, entre las que citan tanto las de los tres centros de datos de Amazon Web Services (en Villanueva de Gállego, El Burgo de Ebro y Huesca), como las naves logísticas de Amazon y los proyectos de grandes inversiones en el sector agroalimentario o en el de salud, ámbito este último en el que destaca la próxima llegada a Zaragoza de Becton Dickinson, firma estadounidense presente desde hace años en Fraga.

La inversión directa extranjera en Aragón, sostienen los profesionales de Arex (Rafael Llopis, Katharina Mormann y Pilar Lorente) en el monográfico publicado en el último número de la revista de Ibercaja, «ha dejado una huella profunda en la economía aragonesa desde la implantación de General Motors en Figueruelas en 1979, uno de los hitos más importantes de la región, ya que dio paso a varias décadas de consolidación industrial», señalan los autores.

«La llegada de GM realmente supuso un cambio en la configuración del tejido productivo aragonés», incide en declaraciones a este diario Rafael Llopis, que no cree que se deba hablar de un peso excesivo de esta factoría de automóviles (hoy en el grupo Stellantis) en la economía de la Comunidad. El caso de esta fábrica y de la industria auxiliar creada en su entorno han beneficiado a Aragón -sostiene- «generando una serie de capacidades en cuanto a tecnología, recursos humanos, redes comerciales y exposición internacional que, precisamente, en estos tiempos de cambio e incertidumbre, es de esperar que posibiliten la evolución en el sector de la automoción y el crecimiento de nuevas actividades». Además, añade, «favorece la atracción de inversión en otros sectores que valoran la existencia de un ecosistema empresarial y una cooperación público-privada que ha alcanzado un alto grado de cohesión y desarrollo».

Oficialmente, hay 441 empresas con capital extranjero en Aragón, que dan trabajo a 54.829 personas, indican los profesionales de Aragón Exterior en el texto publicado en la revista ‘Economía aragonesa’ de Ibercaja, que advierten que esos números no son exactos ya que las estadísticas atribuyen los datos a empresas según su sede, que muchas veces está en Madrid aunque su producción esté en otros sitios (Stellantis, por ejemplo, prevé consolidar sus actividades en España a partir del próximo año en Vigo).

En todo caso, según los números oficiales al menos el 9,4% de los ocupados aragoneses trabaja en una empresa multinacional, el quinto mejor dato de España, por detrás solo de Madrid, Cataluña, Navarra y Cantabria. «Este dato, superior a la media del país (8,7%), indica un mayor impacto relativo de actividad inversora de capital extranjero en Aragón, que sería todavía mayor si se pudiera eliminar el ‘efecto sede’ en las estadísticas», recoge el informe de Aragón Exterior.

El monocultivo de la automoción en Aragón, criticado hace unos años en referencia al excesivo peso de ese sector en la economía de la Comunidad, ha dejado de ser una preocupación gracias, entre otras cosas, a la llegada de nuevas empresas de capital extranjero de ámbitos muy diversos. «Aragón trabaja en ofrecer otras alternativas para diversificar la economía, tanto en logística como en turismo, innovación, etc.», indica al respecto Rafael Llopis, de Arex. «Creo que estamos consiguiendo que todos los sectores equilibren y se de un mayor impulso al desarrollo», afirma.

En todos estos años la globalización ha favorecido la inyección de capital extranjero a Aragón, pero algunos de los efectos de la pandemia de la covid-19 y de la guerra en Ucrania han generado cambios en el funcionamiento de la economía internacional en aspectos fundamentales para su día a día como el transporte de mercancías entre continentes o la seguridad del suministro de energía y de materias primas de unos países a otros. «Ciertamente, da la impresión de que el paradigma económico internacional está cambiando y, aunque la evolución es todavía incierta, es previsible que los flujos de inversión cambien en los próximos años y la globalización adquiera una dimensión, por decirlo de algún modo, regionalizada», admite en ese sentido Llopis.

El director adjunto del departamento de inversión extranjera en Aragón Exterior considera que «la regionalización puede llevar a que empresas que anteriormente habían centralizado sus capacidades productivas en Asia decidan relocalizar parte de su producción a países cercanos con el fin de garantizar la estabilidad de las operaciones en todos los continentes». En este contexto, señala, «trabajamos para que Aragón sea un factor con protagonismo», aunque reconoce que «dadas las circunstancias internacionales, y en el contexto del conflicto bélico actual de Ucrania, algunos potenciales inversores que pudieran haberse planteado entrar en Europa decidan posponer sus planes».

Aragón cuenta con ciertas ventajas competitivas para seguir atrayendo inversiones ante un posible giro a la regionalización por continentes, sostiene Rafael Llopis. «Disponemos de una buena ubicación y conectividad multimodal, recursos humanos competitivos y cualificados, acceso estable a energía y agua, una alta presencia de fuentes renovables, un ecosistema muy activo en I+D+i , capacitación de los recursos humanos ante el cambio y una administración muy receptiva ante proyectos de inversión en mantener esa paz social que nos hace competitivos», indica el profesional de Aragón Exterior.

Ocho sectores para captar nuevas inversiones

Automoción

Amenaza y oportunidad. La industria del automóvil sigue siendo uno de los pilares estratégicos en la captación de nuevas inversiones, consideran los profesionales de la empresa pública Aragón Exterior (Arex). Esto ha sido así desde hace años por la presencia de la planta de Opel (hoy del grupo Stellantis) y la cercanía de factorías de otras marcas (Ford en Valencia, Volkswagen en Navarra, Seat en Barcelona y Mercedes en Vitoria). El sector se enfrenta actualmente, indican desde Arex, a «cambios de calado a escala global, toda una amenaza pero también una oportunidad de captar nuevos operadores internacionales y actividades relacionadas con nuevas tendencias como el vehículo eléctrico». En Aragón están, además de Stellantis, otras multinacionales de postín como Airtex, Brembo, Valeo, Lear o Magna, que recientemente anunció una nueva inversión de 15 millones de euros en la planta que tiene desde hace unos años en Pedrola, muy cerca de Figueruelas.

 

Tecnologías de la información

La difícil retención de talento. El ámbito TIC es de los que no ofrecen dudas sobre su potencial de crecimiento, si bien este se ve frenado por la falta de los profesionales cualificados que necesitan las empresas. Retener el talento es uno de sus talones de Aquiles. En este sector, sostienen desde Arex, «Zaragoza se conforma como una ciudad Tier-2 interesante para proyectos de tamaño medio o de mayor tamaño con una tipología mixta de perfiles que no solo incluya aquellos puros de IT», es decir, de tecnologías de la información. Los expertos de Arex consideran que Aragón dispone de un ecosistema bien cohesionado de centros formativos y operadores locales con amplia trayectoria como Hiberus e Inycom (entre otros), que ha facilitado la llegada de empresas como DXC, Delotte, KPMG y centros de IT de empresas de reconocido prestigio como Adidas». En este campo, saludan la llegada de Amazon Web Services con tres nuevos centros.

 

Logística

Un sector transversal. La localización geográfica de Zaragoza, puesta en valor desde hace unos años, ha convertido a la ciudad y su entorno en un polo de atracción de inversiones, muchas de ellas de empresas de capital extranjero. Compañías de muy diversos sectores de actividad se han instalado aquí para distribuir sus productos a gran escala, entre las que destacan gigantes en sus ámbitos de acción como Amazon, Decathlon, el grupo Inditex, Teva o Alliance Healthcare. «La localización, que ya convirtió a la región en un centro logístico en época romana, ha marcado su desarrollo logístico e industrial», recoge el informe de los profesionales de Arex.

 

Ciencias de la salud

Con un mayor impulso. El sector que incluye áreas de negocio como biofarma, med-tech, equipamiento sanitario y distribución de medicamentos tiene una presencia destacada en Aragón desde hace años, pero en fechas más recientes ha registrado un impuslo especialmente destacado, hasta el punto de que el Gobierno autonómico lo considera entre los más estratégicos de la Comunidad. Como recoge el informe de Arex, grupos como Casen Recordati, Teva, Alliance Healthcare, DKV y Becton Dickinson han fijado una parte importante de sus operaciones mundiales en Aragón. Esta última empresa anunció recientemente que ubicará una nueva planta en Zaragoza.

 

Manufacturas

Tradición zaragozana. General Motors eligió instalarse en Zaragoza a finales de los años 70 consciente de la posibilidad de contar en la región con el personal que necesitaría para poner en marcha su fábrica de automóviles. Ya había desde hace años en la ciudad una actividad industrial si no notable, al menos destacada frente a la existente en otras zonas de España. «La tradición manufacturera de la región ha generado un acervo de buenas prácticas y un ‘pool’ de personal altamente cualificado que han incrementado el atractivo de Aragón para el asentamiento de empresas manufactureras tan dispares como los electrodomésticos, el mobiliario o las energías renovables», señala el texto de los profesionales de Aragón Exterior en referencia a la presencia entre nosotros de firmas como la alemana BSH, la francesa HMY (antigua Yudigar) o la nórdica Vestas, fabricante de material de energía eólica, todas ellas exponentes de nuestra diversidad industrial.

 

Energía

Con potencial de futuro. En Aragón Exterior consideran que la Comunidad está jugando un papel destacado en el contexto nacional debido a su alto potencial de generación tanto de energía eólica como solar y su amplia infraestructura de redes eléctricas que permiten reducir los costes de implantación de estas tecnologías. «La potencia total de los proyectos de energías renovables en tramitación y funcionamiento en Aragón es de 29.370,23 MW, con un aumento considerable en los últimos cuatro años y cientos de proyectos en proceso de tramitación, según datos publicados por el clúster Clenar», recoge el monográfico de Arex publicado en la revista Economía Aragonesa de Ibercaja. El clúster, precisa el texto, cuantifica en 4.676 millones de euros la inversión que se podría recibir en tres años en la Comunidad, «un impulso con el que la energía verde aportará hasta un 6,2% del Producto Interior Bruto (PIB) en el año 2024.

 

Agroalimentario

La integración vertical. Este es otro de los sectores considerados estratégicos por el Gobierno de Aragón. En el sentido más amplio se trata de un ámbito que abarca al sector primario y a la industria transformadora, en ambos con una presencia y un potencial en la Comunidad que está fuera de toda duda. Es por ello que Arex ve que en este sector valga la pena buscar el impulso de implantaciones que ayuden a integrar verticalmente la industria agroalimentaria, en línea con la estrategia del sector, que persigue una evolución «de granero a despensa» y que tiene al mismísimo presidente del Ejecutivo autonómico, Javier Lambán, como uno de sus mayores defensores. En el monográfico de Arex, por otro lado, se destaca la inversión realizada en 2019 por el grupo italiano Pini a través de su filial Litera Meat, que ha abierto una planta en Binéfar que emplea a 1.600 personas y que antecede a futuras inversiones, como ha anunciado la empresa.

 

Aeronáutica

La pujanza inesperada. El aeropuerto de Zaragoza es desde hace muchos años uno de los que más tráfico de mercancías registran, en gran parte por la presencia de Plataforma Europa, el centro de distribución que el grupo Inditex tiene en Plaza para gestionar la recepción y envío de prendas de mujer de Zara. Más allá de eso, el sector aeronáutico no había cogido fuerza hasta el buen posicionamiento de Teruel como centro de reciclado de aeronaves, impulsado por el grupo francés Tarmac. Esto ha dado fuerza a un ámbito que se ha visto refrendado con el anuncio de la instalación de la empresa de zepelines Sceye, justo en Teruel.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión