Economía
Suscríbete por 1€

Escrivá: "La reforma de extranjería creará también empleo para los nacionales"

El Gobierno ha aprobado esta semana la reforma del Reglamento de extranjería, un real decreto que flexibiliza trámites para conceder autorizaciones de trabajo.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá
FERNANDO ALVARADO

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, defiende que la reforma del Reglamento de extranjería favorecerá que se cubran puestos de trabajo vacantes por falta de profesionales nacionales, lo que permitirá reactivar la economía.

"Estamos pensando desde el interés general, fundamentalmente en los españoles y en los españoles jóvenes y su incorporación en el mercado de trabajo; estamos pensando en eliminar esos cuellos de botella para que la economía crezca más y se creen empleos para todos y de mejor calidad", explica en una entrevista a EFE.

El Gobierno ha aprobado esta semana la reforma del Reglamento de extranjería, un real decreto que flexibiliza trámites para conceder autorizaciones de trabajo y que, como principal novedad, permitirá a inmigrantes sin papeles con dos años en España regularizar su situación si se forman, medida que busca cubrir puestos poco demandados. "En un año se ha avanzado más que en muchas décadas" en materia de extranjería, asevera el responsable de Inclusión y Migraciones.

Destaca que el "resultado extraordinario" de la modificación del reglamento para eliminar las trabas de acceso al mercado de trabajo desde los 16 años a los menores extranjeros no acompañados y a los inmigrantes extutelados, que entró en vigor en noviembre del año pasado, ha beneficiado ya a más de 11.000 de los 15.000 jóvenes que hay en España. "La mitad de ellos ya está trabajando", valora Escrivá.

La reforma del reglamento de Extranjería entrará en vigor a mediados de agosto, ya que no requiere tramitación parlamentaria. "Creo que la reforma es muy ambiciosa: afecta a distintos ámbitos y va a suponer de facto una mejora de las situación laboral de las personas que se encuentran en España en situación administrativa irregular y sin protección social".

A Escrivá le parecen "sorprendentes" las críticas de las organizaciones sociales que trabajan con los migrantes que hablan de "reforma tímida", porque soluciona problemas laborales pero no garantiza derechos sociales, ni vías legales y seguras para los migrantes.

"Teniendo en cuenta de que como resultado de esta reforma puede derivarse que personas en situación irregular puedan trabajar cotizando y con derechos laborales, teniendo pensiones y seguridad social que ahora no tienen, la verdad es que me sorprenden esas críticas", añade.

También, los sindicatos la han rechazado por precipitada y por no producirse en el ámbito del diálogo social. Escrivá insiste: "Han pasado décadas sin que nadie haya hecho nada y ahora hemos hecho de repente muchas cosas al mismo tiempo" en este ámbito.

El ministro de Seguridad Social argumenta que al mismo tiempo que el Gobierno trabaja por facilitar el empleo para los jóvenes -con la reforma de la FP, la ley de ciencia o la reforma laboral- también se centra en resolver el cuello de botella que se produce en determinados sectores donde no se cubren algunos empleos.

"En determinados sectores hay profesiones que no se cubren por nacionales regularmente y es muy importante que esas profesiones, algunas muy cualificadas y otras menos, se cubran, porque, cubriéndose esas, se va a crear más empleo general para los nacionales", asevera.

Para facilitar la incorporación al mercado de trabajo de las personas que están en España, se actualizan las figuras de arraigo laboral, social y familiar, así como la reagrupación familiar.

Además, se mejora la normativa para favorecer la permanencia de los estudiantes extranjeros en España: se les permitirá compaginar la formación con el trabajo siempre que no se superen las 30 horas semanales y se eliminan las restricciones que tienen ahora para incorporarse al mercado laboral tras acabar los estudios.

"Hay unos 50.000 estudiantes no comunitarios en situación regular pero con restricciones, y ahora se liberan en parte para que puedan trabajar parcialmente y terminar sus estudios", entre los que hay perfiles de alta cualificación, por lo que la reforma permitirá a España competir por talento internacional, indica. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión