Economía
Suscríbete por 1€

automoción

Stellantis anuncia la fabricación de nuevos modelos eléctricos en Figueruelas desde 2023

Condiciona sus planes a las ayudas de su Perte, con una inyección de 223 millones y 24 socios, la mitad aragoneses. Los Peugeot 208 y Lancia Ypsilon a baterías se ensamblarían en Zaragoza.

Cade3na de montaje de Opel España en Figueruelas, del grupo Stellantis.
Cade3na de montaje de Opel España en Figueruelas, del grupo Stellantis.
Guillermo Mestre

El grupo Stellantis anunció ayer detalles del proyecto presentado la semana pasada al Ministerio de Industria para el Perte del Vehículo Eléctrico y Conectado que lidera su factoría de Figueruelas, una iniciativa que incluye inversiones por 223 millones de euros para «el desarrollo de tecnologías que hagan posible la fabricación de nuevos modelos con versiones eléctricas en la planta a partir de 2023, asegurando procesos industriales sostenibles y eficientes en materia de consumo energético». Todo ello, precisó, «condicionado a la concesión de ayudas».

De esta manera, la compañía confirma por primera vez la llegada a la fábrica zaragozana de coches eléctricos que podrían sustituir en su cadena de montaje -aunque la firma no ha dicho nada- a los actuales SUV o ‘todocaminos’ que se ensamblan en la línea 1, el Opel Crossland y el Citroën C3 Aircross, cuya vida útil está prevista hasta finales de 2023 en el caso del primer modelo y hasta primeros de 2024 en el segundo. Llegarían entonces, según han publicado medios especializados, las versiones eléctricas del Peugeot 208 y del Lancia Ypsilon. De esta manera, en Figueruelas se producirán tres coches a baterías al sumarse al Corsa, cuya versión eléctrica se convirtió en febrero de 2020 en la primera de un modelo de Stellantis surgida de sus plantas españolas.

Pymes aragonesas

El grupo automovilístico indicó ayer que el proyecto presentado al Perte (Proyecto Estartégico para la Recuperación y Transformación Económica) que encabeza la planta de Zaragoza, denominado Tesis y que debe materializarse entre 2022 y 2025, cuenta con 23 socios industriales y tecnológicos más ubicados en seis comunidades autónomas (46% de ellas empresas aragonesas) y se divide en un total de 41 proyectos primarios.

Entre los centros productivos aragoneses que participan en este Perte figuran las pymes Asai Industrial con sede en Pinseque y que emplea a 32 personas, aunque contratará en breve a cuatro más, y Enganches Aragón, que produce enganches para turismos en su planta del polígono Malpica de Zaragoza. También está incluido en el proyecto el Instituto Tecnológico de Aragón (Itainnova), que participa igualmente como colaborador en la iniciativa de Seat-Volkswagen.

Stellantis dio cuenta también de la propuesta para el Perte que lideran sus factorías de Vigo y Villaverde (Madrid), que conlleva inversiones por 43 millones. Denominado Aries, se divide en 26 proyectos primarios que deben ejecutarse antes de finales de 2025, seis de ellos encabezados por el grupo, como el impulso de la nueva generación de vehículos eléctricos que se ensamblan en sendas factorías, la implantación de un nuevo taller de baterías en Vigo, la reutilización del agua industrial o la reducción del consumo de energía.

En esta iniciativa, precisó la compañía, participan 25 entidades, 17 de ellas ubicadas en Galicia. El 72% de las empresas adheridas a este proyecto son pymes, que asumen el 40% del presupuesto y optan por el 55% de las ayudas solicitadas. Y de las entidades participantes en Aries, 9 son organismos de investigación y proveedores de tecnología y conocimiento.

Arturo Aliaga: "Es una buena noticia"

El vicepresidente y consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, calificó ayer como “una buena noticia" el anuncio de los detalles del proyecto presentado por Stellantis para el Perte liderado desde la planta de Figueruelas, ya que la sitúa «en una posición prominente en la fabricación de vehículos eléctricos de cara al futuro, planteando nuevos modelos”.

Aliaga recordó que había mantenido recientemente contactos con responsables de la factoría zaragozana que dirige Manuel Munárriz sobre este proyecto y apuntó que en el Ejecutivo aragonés esperan que con esta iniciativa haya “una buena asignación de fondos” para que la planta de Figueruelas consolide su idoneidad “para la producción de vehículos eléctricos y conectados”. El responsable político incidió en el valor de futuro que el Perte aportará al impulso industrial aragonés.

"La participación de pymes aragonesas es un espaldarazo a su actividad", afirma el Clúster

"Este es un espaldarazo a la calidad de nuestras empresas demostrada durante tantos años". Con estas palabras valoró ayer David Romeral, gerente del Clúster de la Automoción de Aragón (CAAR), la participación de tantas pymes de la Comunidad en la propuesta presentada por Stellantis para el Perte liderada por su planta de Zaragoza. Una iniciativa que, sumada a la anunciada por Seat y Volkswagen, eleva a una veintena el número de empresas y centros tecnológicos aragoneses con posibilidades de acceder a fondos europeos en este marco.

Romeral destacó del plan de Stellantis que su duración sea de tres años, por lo que supone de apuesta por un futuro de movilidad eléctrica; que permita mejorar las actuaciones en I+D de las pymes con una financiación que no obtendrían de otro modo, y que incluso en Figueruelas decidan trabajar con empresas que no han sido sus proveedoras.

Tal es el caso de Enganches Aragón, firma especializada en la fabricación y comercialización de enganches para todo tipo de turismos en el sur de Europa, que hasta ahora solo surtía de piezas entre los fabricantes de primer equipo a Renault. "Para nosotros los vehículos eléctricos suponen un cambio radical al que tenemos que ir adaptándose", apuntó a este diario Fernando Benito, máximo responsable de Enganches, al hablar de su entrada en un proyecto que, dijo, les ayudará a mejorar sus procesos.

Más singular es el caso de Asai Industrial, pyme con fábrica en Pinseque dedicada al diseño y fabricación de proyectos integrales de automatización industrial. Esta empresa está incluida tanto en el Perte de Stellantis Zaragoza como en el de Seat Volkswagen. "Estar en estas iniciativas nos permite seguir apostando por la I+D, para la que podremos tener más financiación", señaló Juan Díaz, director comercial de la empresa. «Llevamos 21 años trabajando con Opel España y cada vez implementamos procesos con más tecnología», añadió antes de precisar que en el Perte de Stellantis su colaboración estará vinculada a dos líneas de actuación "en las que aportaremos nuestra experiencia en automatización de procesos utilizando visión e inteligencia artificial". En el caso del Perte de Seat, su línea de trabajo se centra en acciones de economía circular y está orientada al reciclaje y valorización de componentes del vehículo usado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión