Economía
Suscríbete por 1€

desempleo

Aragón pierde 5.600 empleos y la tasa de paro sube al 10,14%

Por provincias, la tasa de paro en el primer trimestre se ha situado en el 6,77% de la población activa en Huesca, en el 10,35% en Teruel y en el 10,87% en Zaragoza.

Oficina del Inaem en Zaragoza.
Oficina del Inaem en Zaragoza.
Guillermo Mestre

Aragón perdió en el primer trimestre del año 5.600 empleos respecto al trimestre precedente hasta situar el número de ocupados en 583.400 y el paro aumentó en 7.400 personas hasta 65.800 desempleados, lo que deja la tasa de paro en el 10,14 %, un punto más, aunque se mantiene la segunda más baja entre las comunidades tras el País Vasco y es tres puntos y medio inferior a la media del país (13,65 %).

Según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el paro ha bajado, en variación anual, en 12.200 personas, un 15,61 por ciento, y el número de ocupados ha aumentado en 16.900, un 2,98 por ciento.

Hasta marzo, la población activa en Aragón ha crecido en 1.800 personas, un 0,28 %, de forma que el número de activos se ha situado en 649.200 personas. Respecto al mismo trimestre de 2021, ha aumentado en 4.700 personas, un 0,73 por ciento.

La tasa de paro juvenil prácticamente se mantuvo en un 19,64%, más de diez puntos por debajo de la media del país (30,18 %) y la segunda más baja entre las comunidades por detrás de Navarra (17,34 %), mientras que el número de hogares con todos sus miembros activos en paro durante el primer trimestre del año aumentó en 8.000 hasta un total de 23.700, lo representaba el 6,14 % del total de hogares aragoneses en los que había al menos un activo, 1,52 puntos por debajo del promedio nacional.

Por provincias, la tasa de paro en el primer trimestre se ha situado en el 6,77% de la población activa en Huesca, en el 10,35% en Teruel y en el 10,87% en Zaragoza.

Atendiendo al género y en variación anual, el comportamiento del mercado laboral aragonés ha sido de nuevo más positivo entre las mujeres, de forma que la población activa femenina aumentó hasta alcanzar 305.500 mujeres, 6.800 más que un año antes, lo que supone un incremento del 2,28 %. Sin embargo, la población activa masculina descendió un 0,58 % anual, lo que equivale a 2.000 activos menos, hasta quedar en 343.700.

Por sectores productivos, el empleo aumentó un 23,28% anual en la construcción, con 7.800 personas más que un año antes, y en servicios, un 5,05 %, lo que equivale a 19.200 ocupados más que en el primer trimestre de 2021, mientras que retrocedió en la industria un 7,64 % anual, con 9.100 empleos menos, mientras que en la agricultura la caída fue del 3,34 %, con 1.200 empleos menos en un año.

Ante estos datos, la consejera de Economía, Marta Gastón, ha mostrado su confianza en que mejoren en los próximos trimestres si bien, no siendo "ni negativa ni triunfalista", ha incidido en que hay que tener en cuenta el seguimiento de factores "exógenos" e inciertos como la guerra de Ucrania, que "no deja indemne a Aragón".

Además, ha señalado que las cifras se enmarcan en "la normalidad" de los primeros trimestres de año, ya que si se analizan los últimos 22, en 15 ha aumentado el desempleo y bajado la ocupación, al tiempo ha destacado la "positiva" evolución interanual.

"Tenemos un IPC desbocado, unos precios de energía y combustible altísimos, continúa la falta de suministros y, además, las perspectivas no son nada halagüeñas con el cierre del puerto de Shanghái, pues podría volver a colapsarse la cadena suministro", ha advertido por su parte el presidente de Cepyme Aragón, Aurelio López de Hita, quien ha incidido en que en este contexto socioeconómico "una empresa no puede sobrevivir con ambigüedad ni volatilidad, especialmente las pymes y los autónomos".

UGT Aragón ha tachado de "malos" los datos, aunque ha considerado "esperanzador" la creación de empleo indefinido y el proceso de destrucción de la contratación temporal y ha apuntado que los datos en cómputo anual son positivos y los correspondientes a trimestres posteriores "dirán si la caída del empleo es fruto de la estacionalidad o de problemas económicos producidos por la crisis bélica".

CC. OO., por su parte, ha achacado el aumento del paro a un empeoramiento de las expectativas económicas debido a la actual coyuntura de "incertidumbre" y a la crisis provocada por la guerra en Ucrania, un contexto económico que en su opinión ha oscurecido el efecto positivo de la nueva reforma laboral, que "se está traduciendo en menor temporalidad y mayor volumen de contratos indefinidos".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión