Economía
Suscríbete por 1€

ECONOMÍA

Un año de tormenta eléctrica que desboca la factura de la luz

Así ha cambiado el mercado de los consumidores tras doce meses de incesantes subidas y medidas excepcionales.

El precio de la electricidad sigue subiendo.
El precio de la electricidad sigue subiendo.
Javier Belver/EFE

Desde hace ahora justo un año, el precio de la luz no ha dejado de subir. Con algunas paradas débiles, como las de enero y febrero -hasta que comenzó la invasión rusa de Ucrania-, pero sin descanso. Una evolución alcista que ha impactado de lleno en el bolsillo de todos los ciudadanos, que han visto cómo sus recibos incorporaban importes cada vez más elevados. Estos son los grandes cambios que han afrontado los consumidores.

SALTO MASIVO AL MERCADO LIBRE: 1,2 millones en un año

Si hay algo que ha transformado el mercado eléctrico español en esta crisis energética, eso ha sido el paso de contratos del mercado regulado al libre. El vértigo ante una tarifa como la del PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) que no ha cesado de aumentar ha provocado que alrededor de 1,25 millones de personas hayan pasado de la tarifa regulada de electricidad, que está indexada al mercado mayorista, a una en el mercado libre a precio fijo. Así lo indica la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), cuyas estadísticas actualizadas revelan que en 2020 se produjeron 575.000 traspasos de este tipo y en 2019 unos 660.000. Asimismo, la CNMC recuerda que en octubre de 2021 alrededor del 60% de los consumidores eléctricos (unos 18 millones) disponían de un contrato de suministro a precio fijo, lo que les permitió mantener los precios acordados hasta la fecha de revisión de sus contratos. Por el contrario, el 40% de los consumidores con contratos indexados al precio del mercado mayorista habrían experimentado un incremento del precio del 45% en 2021, un encarecimiento de unos 229 euros con respecto a 2020 para un consumidor medio.

MENOS PESO FIJO: La energía cuenta más

Otro de los grandes cambios operados en el recibo en el último año ha sido el de la estructura de la propia factura. Habitualmente, un tercio de la misma iba destinado al pago de impuestos; otro tercio a la parte fija (potencia); y el resto, al consumo. Sin embargo, el peso que ha tomado esta última partida en el conjunto del recibo ha llegado a ascender hasta el 70% del total. Este cambio ha sido posible gracias a las medidas fiscales aprobadas por el Gobierno en los últimos meses. Por una parte, el Ejecutivo aplicó una rebaja del IVA del 21% al 10%. Se trata de una acción que se encuentra prorrogada hasta el próximo 30 de junio, después de que la propia evolución del coste de la energía se haya comido el impacto de la bajada de ese tributo. Lo mismo ha sucedido con la suspensión del impuesto especial eléctrico, que ha bajado del 5,1% al 0,5%, el mínimo legal exigido por la UE. Además, el Ejecutivo ha aplicado una rebaja de los cargos (el importe fijo del recibo que va destinado a retribuir a las primeras renovables o a amortizar el déficit eléctrico, entre otras partidas).

TRAMOS HORARIOS: Planchar de madrugada

Para rizar el rizo, desde el pasado 1 de junio se encuentran en vigor nuevos tramos horarios que penalizan el consumo o lo bonifican en cierta medida. Las horas valle van de las 00.00 a las 08.00 horas, así como los fines de semana. El resto del día el coste energético se eleva considerablemente, sobre todo a partir de las 18.00.

BONO SOCIAL: Más descuento, más usuarios

Se trata de otra de las variaciones más importantes que han encarado los consumidores en el último año. Cuando comenzó la crisis eran 1.161.214 los hogares que estaban acogidos al bono social: el descuento de entre un 60% y un 70% en la parte de energía consumida del recibo, dependiendo de la situación socioeconómica de la familia que lo haya solicitado. Antes, se encontraba en el 25%. Las estadísticas de esta ayuda han ido cambiando de forma considerable hasta superar los 1,2 millones de beneficiarios actuales.

MIX ELÉCTRICO: Ciclos combinados

Durante el último año el peso que han adquirido las centrales de ciclos combinados (las que funcionan con gas) ha ido aumentando a medida que pasaban los meses, hasta representar un 18% de la demanda del consumo de luz. Hasta hace 12 meses, su peso en el conjunto del 'mix' eléctrico se encontraba en torno al 15%, según los datos de REE, ante la falta de activación de las plantas renovables.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión