Economía
Suscríbete

Yolanda Díaz: "No debe haber trabajadores pobres, pero tampoco pensionistas pobres"

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha destacado este lunes que las personas mayores deben formar parte del desarrollo económico del país y asegura que no cabe un continuo "alarmismo" sobre una quiebra del sistema de pensiones.

Yolanda Díaz, ministra de Trabajo este lunes

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha destacado este lunes que las personas mayores deben formar parte del desarrollo económico del país, por lo que “en el futuro no debe haber trabajadores pobres pero tampoco deben de existir pensionistas pobres”.

Durante su intervención en las jornadas 'Diálogo sobre el futuro del envejecimiento' en Santiago de Compostela, la ministra ha coincidido con el resto de expertos que participaron en el foro en la relevancia que tiene para el sistema económico de España un sector que representa más del 20 por ciento de la población y que debe ser atendido por los poderes públicos.

"El peso de la economía plateada"

Yolanda Díaz ha señalado que el aumento en la esperanza de vida que presenta España representa una “bendición y un desafío” que marcará el futuro próximo y que, por tanto, debe abordarse desde una óptica multidisciplinar encaminada a unos servicios públicos que atiendan a las personas mayores y también a unas políticas que favorezcan un envejecimiento “activo” de forma que los mayores contribuyan al desarrollo económico del país dado el mayor peso que cada vez tiene la denominada “economía plateada”.

En este sentido, Díaz ha recordado que existe un “acuerdo unánime” para garantizar el sistema de pensiones y no cabe el continuo “alarmismo” en esta materia con alertas sobre una posible “quiebra del sistema que, como saben, nunca se produce”.

Con todo, ha dicho, hay que garantizar las pensiones “adecuadas” que permitan que los pensionistas tengan “suficiencia económica” durante la tercera edad, por lo que no “debe haber trabajadores pobres pero tampoco deben de existir pensionistas pobres”, de forma que no se debe “consentir que alguien que cobre una pensión esté por debajo del umbral de la pobreza”, ha esgrimido Díaz.

Para “sostener” este “pilar del Estado del bienestar” es necesario, ha proseguido la ministra, trabajar para ensanchar la base laboral hasta conseguir “aumentar la tasa de empleo, reducir la precariedad y, así, reforzar las cotizaciones sociales”.

El aumento de la esperanza de vida de la ciudadanía hasta alcanzar niveles sin precedentes también implica otro tipo de desafíos como adecuar la sanidad pública a una generación que ya no se hace dependiente después de los 65 años pero que sí es demandante de otros servicios de cuidados que deben ser ofrecidos por iguales en todas las comunidades autónomas.

Al respecto, Díaz ha admitido que es “difícil de explicar” porque el acceso a una plaza de dependencia en una residencia o la atención en un hospital de Galicia es más caro que en Madrid debido a su dispersión.

Esta cuestión, ha considerado la ministra, ha de ser abordada en el debate sobre el nuevo modelo de financiación para que todos los territorios cuenten con una financiación que permita el acceso a los servicios en iguales condiciones.

En todo caso, Díaz ha hecho hincapié en que el riesgo de la pirámide poblacional está en su “anverso” y en que cada vez más gente joven se ve obligada a emigrar ante la falta de empleo o de servicios, lo que supone la “gran materia pendiente” de los políticos.

El hecho de garantizar un futuro para la gente joven es “un problema público que tenemos la obligación de afrontar” de forma que se ofrezcan oportunidades, empleos decentes, vivienda asequible y servicios de conciliación para que todos aquellos que quieran formar una familia tengan “la oportunidad de poder hacerlo y hacerlo en su tierra”. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión