Despliega el menú
Economía

La pandemia congela los incrementos de precios de la cuesta de enero

Pocas subidas previstas para dar un respiro a los consumidores tras el desplome económico a consecuencia de la covid.

La factura de la luz bajará un 13%
La factura de la luz bajará un 13%
HA

2021 será un año mejor a nivel económico que el que dejamos atrás. Con la vista puesta en la vacuna, el optimismo y el levantamiento de las restricciones reactivará la economía, pero los precios de los servicios básicos no se verán tan alterados como en otros ejercicios.

Al margen de la inflación, las doce campanadas anunciarán una cuesta de enero que se ha intentado atenuar desde las administraciones para no añadir más dificultades a la mala situación económica de miles de familias a consecuencia de la pandemia.

Luz, baja

La factura de la luz bajará un 13% después de que el Gobierno aprobara este mes de diciembre la creación del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico para sacar del recibo las primas a las renovables y que asuman parte de este coste las energéticas. Esta medida intenta "evitar subidas en el precio de la electricidad", según el Ministerio de Transición Ecológica. Esa rebaja prevista del 13% no se hará en 2021, sino que será un descenso durante los cinco años siguientes a la puesta en marcha del fondo. Las firmas que venden hidrocarburos, gas y luz -por este orden- asumirán ese coste.

Además, desde el ministerio que dirige Teresa Ribera apuntan que si no se crease este mecanismo, los costes fijos del recibo para los consumidores domésticos (aquellos que representan hasta un 40%) podrían incrementarse alrededor del 10%, lo que supondría una subida media del 6,5% en un solo año. Aún así, no se puede descartar que las energéticas acaben por repercutir en sus clientes este nuevo coste en sus precios.

Gasolina, sube

Este mismo fondo energético puede suponer el alza de los combustibles, tal y como avisan las petroleras. El sector calcula un incremento medio del precio de los carburantes de 0,07 euros por litro si tienen que asumir la mayor parte del coste del fondo.

Eso sí, la subida del impuesto al diésel anunciada por el Gobierno se ha sacado finalmente de los Presupuestos Generales de 2021, que ya han sido aprobados por el Congreso. Esto se traduce en que el diésel seguirá gravado a 30,7 céntimos por litro, en vez de a 34,5 céntimos propuesto inicialmente. La idea del Ejecutivo era hacer una equiparación progresiva de este impuesto con el de la gasolina, que se fija actualmente en 40,25 céntimos por litro.

Automóviles, suben

El 1 de enero entrará en vigor el nuevo protocolo de emisiones WLTP, que supondrá el alza del nuevo impuesto de matriculación y un incremento del precio de los vehículos. La ministra de Industria, Reyes Maroto, confirmó hace unas semanas que su aplicación "no depende del Gobierno", sino que la Comisión Europea estableció una normativa con unos plazos y España aprobó una moratoria hace dos años que finaliza el 1 de enero.

La subida no es baladí: si hasta el 31 de diciembre solo un 35% de los coches matriculados en España pagaban dicho impuesto, a partir del 1 de enero pasarán a pagarlo el 80% de los vehículos, no porque contaminen más que antes, sino porque cambia la forma de medir las emisiones. Así, los precios de la mayoría de los automóviles nuevos se incrementarán como media un 5% por una normativa por la que se grava con un aumento del impuesto de matriculación a los coches que superen los 120 gramos de emisiones a la atmósfera.

Autopistas, bajan

Los peajes darán un respiro al bolsillo de los usuarios y no subirán de precio en 2021 si se implanta la fórmula automática de cálculo, la revisión anual que el sector pactó con el Gobierno en 2002. Y por ahora desde el Ejecutivo no han anunciado cambios en los precios de las autopistas, por lo que la fórmula supondría que las tarifas fueran un 0,11% más baratas en 2021 porque está basada en el IPC y la evolución del tráfico, ambos a la baja este año por la pandemia.

Este descenso será el primero en tres años. En 2020 los peajes subieron un 0,84%, en 2019 lo hicieron un 1,67% y en 2018, un 1,91%. Además, habrá 640 kilómetros más de autopistas que se convertirán en gratuitas a partir del 1 de septiembre del año que viene. Se trata de la AP-2 (Zaragoza-El Vendrell) y otros dos tramos de la AP-7 (Tarragona-La Jonquera y Montmeló-El Papiol), que pasarán a ser gestionadas por el Ministerio de Transportes, y de la C-32 (Barcelona-Lloret de Mar) y la C-33 (Barcelona-Montmeló), que serán competencia de la Generalitat de Cataluña.

Transportes, se mantienen

Las tarifas de Aena y Renfe no sufrirán cambios en 2021 por el impacto de la pandemia en el sector del transporte, que busca así un mayor impulso de la demanda el año que viene. En el caso de Renfe se suma además que en 2021 llegarán los nuevos competidores para los trenes de alta velocidad, que harán más competitivo el mercado. Uno de ellos, el francés Ouigo, ya ha anunciado que ofrecerá billetes de tren de Madrid a Barcelona desde el mes de mayo por solo 9 euros.

Etiquetas
Comentarios