Economía
Suscríbete por 1€

empresas

Arpa impulsa un proyecto para instalar bases militares 'verdes'

La Fundación del Hidrógeno, el Centro de la Defensa y B-Haus, socios en la iniciativa europea Zeroenergymood.

[[[HA REDACCION]]]imagenes_IMAGEN_PROYECTO_HIDROGENO_ARPA_551be5c4.jpg
Representantes de los socios que participan en el proyecto, en la sede de la empresa Arpa EMC.
DGA

La empresa zaragozana Arpa Equipos Móviles de Campaña (EMC), proveedora habitual de las Fuerzas Armadas españolas y ejércitos de otros países, se ha aliado con la Fundación del Hidrógeno en Aragón, el Centro Universitario de la Defensa y la empresa B-Haus para impulsar una iniciativa europea destinada a permitir la instalación de bases militares con autonomía eléctrica y cero emisiones. El proyecto, denominado Zeroenergymood, tendrá una duración de tres años y cuenta con un presupuesto de 1.006.152 euros, cofinanciados al 55% por el programa europeo LIFE. Se adjudicó hace ya unos meses, pero la pandemia retrasó hasta ayer una presentación que tuvo lugar en la sede de Arpa en La Muela (Zaragoza).

El proyecto se basa en el desarrollo de módulos habitables y modulares, fáciles de instalar, con un consumo energético de cero emisiones y, según explicó a este diario Clara Arpa, consejera delegada de Arpa EMC, ha sido orquestado para cumplir con el objetivo de descarbonizar las bases militares pensando siempre en la operatividad logística y los requerimientos estratégicos del Ejército. «Haremos el prototipo en Zaragoza, en nuestras instalaciones, y tras probarlo aquí, generando hidrógeno de nuestros excedentes, se trasladará a una base militar en Riga antes de ser enviado a la base Gabriel de Castilla en la Antártida», reseñó la directiva.

Según informaron desde el Gobierno de Aragón, que interviene a través de la Fundación del Hidrógeno, presidida por el vicepresidente Arturo Aliaga, la solución definitiva estará formada por dos módulos integrados, el ‘Passivmod’, un módulo habitable de consumo energético reducido, gracias a su diseño bajo el estándar Passivhaus, y el ‘Enermood’, un módulo energético provisto de generación renovable. «El módulo habitable será polivalente y se podrá utilizar como dormitorio, oficina o centro de comunicaciones, certificado bajo el estándar energético de Passivhaus, el más exigente a nivel mundial y que ya se está extendiendo por todo el mundo», indicaron. El segundo módulo energético, que lo va a abastecer a través de energía eólica y placas solares, añadieron, producirá energía que se almacenará en forma de hidrógeno y así, de forma estacional, se podrá abastecer de forma autosuficiente el módulo habitable.

Fuentes de la consejería de Industria apuntaron que la idea es que en el futuro las bases militares sean ‘verdes’ y completamente independientes del país en el que se encuentren, que no emitan CO2 y, a la vez, se mantenga su seguridad. «Hasta ahora se han realizado varias estancias de investigación en el Líbano, la Antártida y en Zaragoza para comprobar cómo se comporta este estándar en diferentes climas, medios o extremos, y se ha demostrado que es capaz de disminuir el consumo de energía hasta un 90%», indicaron.

«El sistema es idóneo para bases en territorios despoblados y remotos, con el empleo de energía verde», aseguró Clara Arpa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión