Despliega el menú
Economía

autopistas

El Gobierno descarta de nuevo prolongar las concesiones de autopistas que vencen próximamente, incluida la AP-2

En agosto de 2021, con esta política, revertirán también la AP-7, que une Tarragona con la Frontera de Francia, y la AP-2, que une Zaragoza con la Costa Dorada (474,5 km, en total).

AP 2. SUBIDA PRECIO PEAJES. AREA PEAJE DE PINA / 29-07-2012 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[HA ARCHIVO]]]
Imagen de archivo del peaje de la AP-2
Guillermo Mestre

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha reafirmado el compromiso del departamento para no prolongar los plazos de las concesiones de autopistas de peaje que están próximas a su vencimiento, según ha reiterado este miércoles el secretario general de Infraestructuras, Sergio Vázquez.

Desde que en junio de 2018 el ministro de Fomento, José Luís Ábalos, anunciara que no se renovarían las actuales concesiones de autopistas, han revertido al Estado el tramo de la AP-1 que une Burgos y Armiñón (84,3 kms); y los tramos de la AP-7, que unen Tarragona y Alicante, y la AP-4 (Sevilla-Cádiz): 467,6 kms en total.

En agosto de 2021, con esta política, revertirán también la AP7, que une Tarragona con la Frontera de Francia, y la AP-2, que une Zaragoza con la Costa Dorada (474,5 km, en total). Tramos a los que se suma el fin de concesión de la C-31 y la C-32 (66,5 km, en total), de titularidad de la Generalitat de Cataluña.

Según ha denunciado el sindicato UGT, la reversión de las autopistas de peaje hasta 2021 tendrá un coste superior a 500 millones anuales, cifra a la que se añadirán las obras de reparación, y supondrá la desaparición de más de 1.000 empleos.

Por ello, y a tenor del déficit de mantenimiento existente en las carreteras españolas, la gratuidad de casi todas ellas y las exigencias de reducción del déficit, el sindicato cree que es necesario un pacto de Estado para las infraestructuras que defina cuál será el modelo de financiación de las carreteras.

PLAN ESTRATÉGICO EN LA AGENCIA DE SEGURIDAD FERROVIARIA

Durante su comparecencia en el Congreso para explicar los presupuestos del departamento, Vázquez, que es a su vez presidente del consejo rector de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF), ha avanzado que el organismo público está culminando su nuevo plan estratégico con que busca redimensionarse y consolidar su desarrollo futuro.

Este nuevo plan estratégico, que se encuentra en su fase final de elaboración, permitirá consolidar la posición de la AESF y su desarrollo para los próximos años.

En este sentido, Vázquez ha agregado que hay que redimensionar la agencia y facilitar el desempleño de sus competencias que, según ha añadido, son muchas y exigentes.

La agencia pública, que fue creada a propuesta del entonces Ministerio de Fomento, se encarga de la supervisión de la seguridad del sistema ferroviario (infraestructuras, material rodante, personal ferroviario y operación ferroviaria). Asimismo, lleva a cabo funciones relacionadas con la interoperabilidad del sistema y es la encargada de otorgar, suspender o revocar licencias a las empresas ferroviarias.

PRESUPUESTOS 2021

Pese al actual grado de incertidumbre por la pandemia de coronavirus, ha señalado que se debe aspirar a un horizonte de inversión de 10.000 millones de euros anuales para los próximos años con la vista puesta en la conservación de carreteras, el mantenimiento de las infraestructuras, el refuerzo de los servicios ferroviarios y la finalización de los grandes corredores.

Además, ha destacado que la partida para la conservación de la red viaria, de 1.200 millones, es la más alta que se registra desde 2009, un importe que ha reconocido que no será suficiente para mitigar el deterioro progresivo.

Ante las bajadas de tráfico y la caída de ingresos por la pandemia, ha insistido en que la prioridad en este sentido es el mantenimiento de las infraestructuras peor conservadas, que son tramos libres de peajes. 

Etiquetas
Comentarios