Despliega el menú
Economía

El nuevo 'boom' de las gallinas

El pánico ante la pandemia y el ansia de autoabastecerse con productos naturales dispara la compra de estas aves para tenerlas en el jardín o en la terraza.

Las gallinas se crían en libertad y se alimentan de cereal.
Las gallinas, imgen de archivo.
Corral de monegros

"El huevo de gallina es el mejor alimento concentrado que el hombre haya conocido. Es producido por una criatura humilde, y un poco ridícula, cuyas notables cualidades nunca han sido justamente reconocidas". Así iniciaba Alan Thompson su prólogo a un libro publicado por Penguin en 1941, un tiempo de carencias agudas en la Segunda Guerra Mundial, para instruir a los británicos sobre cómo criar pollos con sobras.

Ochenta años después, la producción de huevos por 'gallinas mascota' en Reino Unido equivale al 10% del consumo nacional. La estimación es de ChickenGuard, empresa creada por Ben Braithwaite después de que un zorro se llevase algunas gallinas que heredó de su madre. Se había descuidado, cansado de madrugar para dejarlas libres y de regresar a casa a tiempo de cerrar el gallinero.

Inventó un mando electrónico, dotado de cronómetro y de un sensor de luz. Ha vendido más de 100.000 en 57 países. La empresa publica todo tipo de información sobre gallinas. En su última entrega, afirma que el número de propietarios de gallinas mascota en Reino Unido se acerca a un millón y medio tras el 'boom' vivido durante el confinamiento.

Su director de ventas, Martin Hodson, explica que el auge es muy marcado desde hace tres años, con aumentos anuales de 200.000 nuevos propietarios. En el principio de la pandemia, los proveedores fueron superados por la demanda, porque el pánico provocó un acaparamiento de huevos que dejo sin existencias a los supermercados.

"Más del 95% de los encuestados afirma que compró gallinas por los huevos", explica Hodson. "Pero el 67% las quieren como mascota, y en Estados Unidos llega al 75%. Se les trata como a gatos o perros. Es un fenómeno reciente". También se compran para tratar la tierra de manera ecológica, porque son depredadoras de insectos, como las garrapatas, dañinos para el césped y su excremento es fuente de nitrógeno fertilizante para plantas.

25.000 millones en el mundo

La compilación de datos de la empresa inglesa incluye un ránking mundial de gallinerías no industriales. La población total sería de 25.000 millones, tres veces el número de humanos, y se habría duplicado en tres décadas. El país con más gallinas per cápita es Turquía, donde más de una décima parte de las viviendas tiene gallinero. Le siguen Sudáfrica, Bélgica, Estados Unidos.

España no entra en la lista de 15 países por el número de 'gallinas mascota', pero Ramón Barbado, de Finca Casarejo, proveedor nacional de avicultura de ocio, afirma que están desbordados. Cuando se le pide una cifra del aumento, asegura que ha sido desde marzo al menos del 60%. Su contacto con empresas europeas le permite decir que es un fenómeno compartido.

"Creo que hay dos razones fundamentales", afirma Barbado. La primera sería que "el confinamiento ha permitido a mucha gente hacer cosas que deseaba hacer desde hace mucho tiempo pero no podía: voy a arreglar el patio, el jardín, el corral...". La segunda sería que "la pandemia nos crea una psicosis a todos y queremos autoconsumo, y también una vuelta al campo y abastecernos con productos naturales y ecológicos en casa".

Finca Casarejo, que tiene su sede en Navalmoral de la Mata, en la dehesa extremeña, es una referencia nacional en la venta de gallinas de raza y de otra aves. La idea de vuelta al campo es recurrente en la conversación, pero Barbado cuenta que sus clientes están comprando su nuevo corral también con consideraciones de estilo. Una combinación de razas araucanas, marans y holandesas molludas dará un elegante cesto de huevos de cáscaras de color azul, marrón rojizo y blanco.

El urbanismo en Reino Unido es diferente al de España, con extensos barrios de casas con jardín. Martin Hodson señala las regiones centrales y el sudoeste de Inglaterra como fuente principal de la reciente demanda. En el caso de Finca Casarejo, la venta de sus aves es mayor en el norte, desde Galicia hasta Navarra, quizás por mayor abundancia de viviendas con una parcela de tierra. Pero también las compran residentes en pisos con terraza o azotea.

Etiquetas
Comentarios