Despliega el menú
Economía

Tercer Milenio

i+d+i

El centro tecnológico Aitiip lidera un proyecto europeo de materiales compuestos

La entidad zaragozana coordina ‘Bizente’, una investigación con 3,18 millones de presupuesto y 10 socios de 5 países.

Berta Gonzalvo, directora de Investigación del centro tecnológico Aitiip.
Berta Gonzalvo, directora de Investigación del centro tecnológico Aitiip.
Aitiip

El centro tecnológico zaragozano Aitiip se enfrentará al reto de liderar un nuevo proyecto europeo, en este caso para recuperar materiales compuestos termoestables mediante enzimas que degradan los plásticos y generan productos reutilizables. La iniciativa, denominada ‘Bizente’, cuenta con un presupuesto de 3,18 millones de euros y la participación de 10 socios de cinco países.

El principal objetivo de este proyecto financiado por la Unión Europea dentro del programa Horizonte 2020, según informaron ayer fuentes de Aitiip, es poder descomponer un 27,5% de los residuos plásticos de los materiales compuestos termoestables que han agotado su vida útil y reducir un 40% su emisión al medio ambiente a través de enzimas para obtener productos recuperados, logrando un proceso eficaz y sostenible.

«Es un reto muy importante para el consorcio de los que trabajaremos en esto y para nosotros como entidad, ya que nos permite abordar de lleno cómo trabajar los materiales compuestos durante su ciclo de vida y ganar en sostenibilidad», señaló a este diario Berta Gonzalvo, directora de Investigación de Aitiip. «Este tema no se percibe hoy como urgente, pero en cinco años nos preguntaremos qué hacer con el material compuesto que cumple su ciclo», añadió.

Actualmente, como reseñó Gonzalvo, no existe una solución definitiva para recuperar los materiales compuestos termosestables. Se almacenan en vertederos a la espera de dar con una respuesta que permita su recuperación o tienen como destino la incineración, lo que genera su correspondiente huella negativa en el medio ambiente y efectos nocivos en la salud pública.

«Este es un problema que ya perciben en la industria aeronáutica y en empresas como Acciona», apuntó la responsable de Investigación de Aitiip, consciente de que solo en el ámbito aeronáutico hay que destacar que más de 12.000 aviones a a punto de dejar de ser utilizados tras haber agotado su ciclo de vida que contienen entre un 20% y un 40% de composites, cantidad que en las aeronaves de fabricación más reciente llega a alcanzar un 70%. Este problema, de hecho, se repite en otros sectores como el ferroviario, la construcción, la automoción, la energía, la electrónica o el material deportivo.

‘Bizente es el primer proyecto en cooperación con la Fundación Aragonesa para la Investigación y el Desarrollo (Araid), fruto del convenio de colaboración estratégica firmado a finales de 2018. El resto de las instituciones y empresas implicadas en el proyecto son la Universidad de Cádiz y la Tecnológica de Delft (Países Bajos), como centros de investigación; Evoenzyme (España), European Composite Recycling Technology (Dinamarca), Specific Polymers (Francia) y Biosphere (Italia), empresas con capacidad de I+D; y el Aeropuerto de Teruel, Acciona Construcción y Aernnova, todas ellas españolas, como usuarios finales de la tecnología ‘Bizente’.

Etiquetas
Comentarios