Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Economía

El FMI declara la peor situación económica mundial desde la Gran Depresión de 1929

La directora gerente Kristalina Georgieva considera que solo si la pandemia se desvanece en la segunda mitad del año, habrá una "recuperación parcial" de la economía en 2021.

Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI
Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI
Efe

Todas las previsiones de crecimiento de la economía para 2020 han saltado por los aires. La crisis del coronavirus, que tienen a la mitad de la población mundial confinada en sus hogares y la economía prácticamente paralizada en su totalidad, supondrá un crecimiento global «muy negativo» este año. Y aunque el Fondo Monetario Internacional (FMI) se reserva los cálculos concretos para la semana que viene, anticipan que esta crisis conllevará «las peores consecuencias económicas desde la Gran Depresión».

Así lo constató la directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, que en un discurso desde la sede de Washington (EE UU) explicó que aunque hace solo tres meses el organismo esperaba un crecimiento positivo del ingreso per cápita en más de 160 países este año, hoy se ha cambiado de rumbo drásticamente y se proyecta que más de 170 países experimenten un avance negativo.

Y las previsiones cada día van más allá. Si hace solo un par de semanas el organismo hablaba de unas consecuencias similares a las de la crisis financiera de 2008, ahora consideran que hay que retrotraerse hasta 1929, cuando la caída de la Bolsa de Nueva York se extendió a casi todos los países del mundo y se originó una crisis financiera que se prolongó durante toda la década de 1930.

El FMI no prevé que esta crisis sea tan duradera, pero sí muy profunda. Sobre todo para el comercio, el turismo, la hostelería y el transporte, explicó Georgieva en su discurso, que destacó además que en la mayoría de países más afectados por la pandemia la mayor parte de los trabajadores son autónomos o empleados por pymes, por lo que quedarán «especialmente expuestos», como es el caso de España.

Y todo ello pese a la respuesta fiscal «coordinada» de los países alrededor del mundo. «Nuestro Monitor Fiscal que se publicará la próxima semana mostrará que los países han tomado medidas fiscales por un valor de aproximadamente 8 billones de dólares (7,4 billones de euros) para luchar contra esta crisis, además de las medidas masivas de política monetaria del G-20 y otros bancos centrales», explicó.

Un «falso dilema» entre economía y salud

En cuanto a los plazos de recuperación, el FMI prevé que si la pandemia se «desvanece» en la segunda mitad del año, lo que permitiría un levantamiento gradual de las medidas de contención y la reapertura de la economía, «nuestro supuesto básico es una recuperación parcial en 2021». Aún así, Georgieva confiesa que hay una «gran incertidumbre» respecto a ello porque «podría empeorar dependiendo de muchos factores, incluida la duración de la pandemia». A su juicio, todo depende de las acciones políticas que se tomen ahora.

Por ello, la directora gerente asegura que la cuestión entre salvar vidas y salvar la economía «es un falso dilema». «Es necesario derrotar al virus y defender la salud de las personas para la recuperación económica», señaló Georgieva, que destacó que hay que «priorizar» el gasto en salud para pruebas y equipos médicos, pagar a médicos y enfermeros y asegurarse de que los hospitales puedan funcionar, lo que en «muchos países puede significar reasignar unos recursos públicos limitados».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión