Despliega el menú
Economía

política y desarrollo

"España necesita un proyecto de país. Es mucho más lo que nos une que lo que nos separa"

El exministro Eduardo Serra, presidente de la Fundación 'Transforma España' apela a los políticos a entenderse y a la sociedad a pelear por el Estado del Bienestar

José Angel Biel, Eduardo Serra, Joaquín Leguina y la periodista Eva Pérez Sorribes
[[[HA REDACCION]]] mesa redonda.jpg
Chus Marchador/bercaja

«España necesita un proyecto de país. Es mucho más lo que nos une que lo que nos separa», dijo ayer el exministro Eduardo Serra, presidente de la Fundación ‘Transforma España’ en una mesa redonda en Ibercaja en la que participaron también Joaquín Leguina, expresidente de la Comunidad de Madrid y José Ángel Biel, presidente de la Fundación Albarracín y expresidente de las Cortes de Aragón, y que moderó la periodista Eva Pérez.

«Tenemos la democracia bajo asedio. La sociedad civil ha de ser consciente de su poder, asumir su responsabilidad y no consentir que la venza el pesimismo», dijo Serra, al recordar que «solo hay 4 países de 200 en el mundo que hayan conseguido multiplicar por cien su renta en los últimos 60 años: Singapur, Corea del Sur y por supuesto España. Debemos valorar el cambio en lo que vale. En 1975 supimos hacer una transición que fue la admiración del mundo. Cuando muchos cuestionaban que la entrada en Europa iba a suponer el fin de la industria española, se ha demostrado que no. Con la entrada en el euro lo mismo y resulta que Merkel le puso a Obama España como modelo para salir de la crisis». Si todo esto, dijo el también presidente de DigitalES –asociación empresarial de grandes compañías TIC–, se ha podido hacer «tiene que ser posible un proyecto España: hay que lograr que los políticos se entiendan. Podemos y tenemos que hacerlo», advirtió, porque que ha sido la falta de esa estrategia país lo que ha hecho crecer a los identitarios. 

En este sentido, Serra animó a los ciudadanos a empujar para «darle la vuelta al calcetín, combatir los populismos y empujar el país hacia adelante». Si antes, precisó Serra «el proyecto era estar en Europa, ahora lo ilusionante puede ser liderarla porque somos el puente con Sudamérica y África».

«Hay una pérdida de fe en la democracia, admitió Serra. «No podemos ser condescendientes con la corrupción. Es la peor lacra y ha supuesto una pérdida de confianza por parte de la ciudadanía. El sistema político se ha degradado ocupando espacios de la sociedad civil, colonizando todos los resortes del poder y tratando a al ciudadano como menor de edad», pero no es excusa para no implicarse. «Mantener la prosperidad y el nivel de vida alcanzado con el Estado del Bienestar está en riesgo», alertó.

«Lo importante hoy en España es que las cosas se hagan, que sirvan para la inmensa mayoría de los españoles y que duren al menos 40 años», señaló por su parte José Ángel Biel, expresidente de las Cortes de Aragón. «Urge un modelo territorial sin privilegios para nadie. Nos jugamos mucho en el Estado de las autonomías, pero hay que recordar que sin autonomía Aragón no existiría y Teruel mucho menos». Hay que reivindicar, añadió, el espacio del centro frente al «concepto de la dos Españas y de la confrontación frente a la tolerancia». Urge, concluyó, «un proyecto que ilusione a los españoles, un vendaval de reformas con una nueva ley electoral que ponga a cada uno en su sitio, incluidos los independentistas, y sume las mejores ideas de derechas e izquierdas y las mejores cabezas de la sociedad civil no militante».

Etiquetas
Comentarios