Despliega el menú
Economía

el express

El valor de los (buenos) contactos

El consultor Juan Martínez de Salinas publica una guía "para potencias las relaciones con tu entorno".

Imagen
Imagen incluida en uno de los capítulos del libro
Fernando Abadía

‘Cuarto y mitad...’ Acudió Juan Martínez de Salinas a un acto a hablar de su libro, literalmente, pero acabó dialogando con quienes le acompañaron a presentarlo, con micrófono o sin él, sobre las relaciones humanas, sobre la importancia de dar sin esperar recibir, sobre eso que llamamos ‘networking’. Este consultor en gestión de personas y empleabilidad, colaborador de este diario, acaba de publicar ‘Cuarto y mitad de contactos’, su segundo libro en seis meses, que pretende ser una guía «para potenciar las relaciones con tu entorno», según reza en la propia portada. La presentación, el pasado jueves en Zaragoza, fue de algún modo una clase práctica de lo que puede suponer para cualquier persona la gestión adecuada de sus contactos. El propio Salinas contó en el evento con el apoyo de periodistas de Aragón Radio y de HERALDO y de la consultora de emprendedores e innovación Ana Hernández, además de quien realizó las ilustraciones del libro, Fernando Abadía, el referente aragonés de eso que se denomina ‘graphic recording’, el de captar gráficamente en tiempo real las ideas y expresiones de personas que participan en una mesa redonda u otro acto similar.

Buenas relaciones. Más allá del buen rollo que discurrió a lo largo de la presentación, Martínez de Salinas tuvo ocasión de hablar de cuestiones que aparecen en el libro y de otras que están muy relacionadas con ese contenido. Dar sin esperar recibir, por ejemplo, fue una de las frases más rotundas y claras, aunque también se habló de saber clasificar bien los contactos que cada uno tiene sabiendo que hay que cortar con aquellos que no reportan nada y nos hacen perder el tiempo. Las redes sociales, señaló por otro lado el autor -que es usuario habitual en ellas-, pueden ser un buen aliado para conocer personas, pero siempre hay que propiciar el 1.0, el contacto directo. «Tendremos que apreciar el verdadero valor de nuestro entorno y todo comienza por no considerar a cualquier persona contacto, conocido o amigo por el simple hecho de aceptar una invitación en las redes sociales o por haber hablado con ellos unos minutos en una charla o conferencia. Sin tiempo, las relaciones no evolucionan», dice Juan Martínez de Salinas en el libro, que pretende «ayudarte a recordar el verdadero valor de las personas y aprender a disfrutar de tus relaciones», una frase que suscribe Ana Hernández, quien luego destacaría que «disfrutar es un elemento clave del ‘networking’».

 

Etiquetas
Comentarios