Despliega el menú
Economía

ECONOMÍA

Luis Gutiérrez: "La ITV no es un impuesto, cumple una función social"

El presidente de la asociación española que integra a las estaciones de inspección técnica de vehículos pide pedagogía para que se conozca mejor su actividad.

Luis Gutiérrez, presidente de la asociación que agrupa a las ITV en España, en Zaragoza.
Luis Gutiérrez, presidente de la asociación que agrupa a las ITV en España, en Zaragoza.
ARANZAZU NAVARRO

Insisten en la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración (AECA) en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en su cometido social. ¿Qué significas eso?

La función social para la que se creó el sistema de ITV en España fue la de colaborar en la seguridad vial, la protección de la salud de los ciudadanos y la protección del medio ambiente. Ese es el bien social que se pretende proteger y la ITV es un actor muy importante en este cometido.

En las jornadas de estos días en Zaragoza se cifró en 539 el número de muertes que las ITV evitan cada año.

El dato es conservador, nosotros creemos que son más. Los números vienen de un estudio de la Universidad Carlos III de Madrid, que recoge que en seguridad vial las ITV evitamos 133 muertes al año, además de 12.000 heridos y 17.700 accidentes de tráfico. Además de los 133 muertos por accidentes de tráfico están los de muertes prematuras por emisiones de agentes contaminantes, que son 406. De ahí sale el dato de los 539 fallecidos que se evitan.

Sin embargo, 6 millones de vehículos están sin ITV en España. ¿Cómo es posible que el número sea tan alto?

Hay tantos vehículos que no se puede controlar a todos. Este estudio está hecho en base a las estimaciones que hay sobre el parque inspeccionable. Si se avisa a los usuarios y propietarios del vehículo que tienen que pasar la inspección y no la pasan, ahí hay un incumplimiento. El parque cada vez se envejece más debido a que se están vendiendo menos vehículos. Ese es un factor potencialmente peligroso de cara a la seguridad vial porque los vehículos más antiguos son los que menos sistemas de seguridad tienen incorporados.

Coinciden entonces con los fabricantes de automóviles en que hay que renovar el parque.

Sí, sí.

¿Son partidarios entonces de que se vendan más coches?

No, no, no. Nosotros simplemente analizamos la realidad. Cada ciudadano es muy libre de hacer con su dinero lo que quiera. Es decir, si quiere mantener su vehículo viejo, bien mantenido desde el punto de vista tanto de la seguridad como del medio ambiente, de las emisiones contaminantes, puede seguir circulando. Nosotros lo que hacemos es un diagnóstico de por qué el parque está envejeciendo. Los motivos por los que está sucediendo esto es que cuando se habla de desaceleración de la economía el ciudadano no se mete en inversiones debido a esa incertidumbre.

Se retrae a la hora de comprar un coche.

Sí, y luego por otro lado está el hecho de que los jóvenes ahora priorizan menos tener un vehículo propio en pos de otras cuestiones para ellos más importantes. En 10 años las direcciones de tráfico habían expedido un 60% menos de carnés de conducir. Es decir, si en 2008 se expedían 850.000 carnés, en 2017 se expidieron 350.000. ¡El 60% menos! ¿Esto qué significa? Que el joven está perdiendo el interés por un vehículo porque tiene otros medios de transporte, utiliza el público, la movilidad compartida...

Estamos en medio de un cambio cultural en este campo. ¿Cuánto afecta esto a las ITV?

En ese sentido, poco. Porque el parque está cada vez más viejo. Hay gente que mantiene su vehículo más tiempo y teóricamente cada vez se hacen más inspecciones, porque al envejecer el parque cada vez hay más vehículos de más de 10 años. En las jornadas se dio un dato que corrobora esto: más del 50% del parque en España tiene más de 10 años. Esos vehículos tienen que hacer la inspección cada año. Los de menos de 10, cada 2 años.

Si hay más coches viejos, más trabajo tendrán en las ITV.

Sí, es una realidad. El año pasado se hicieron casi 21 millones de inspecciones en España, según publicó recientemente el ministerio de Industria. Aumentan entre un 2% y un 3% anual.

¿Qué le piden ustedes a la administración?

La administración ha regulado este sistema bien, ha traspuesto la directiva europea a nuestro ordenamiento jurídico. El asunto está en el absentismo, ese 20%, esos 6 millones de vehículos que circulan sin ITV, eso es un peligro tanto para la seguridad vial como para el medio ambiente.

¿Y eso cómo se reduce?

Proponemos distintas medidas. Una es la pedagogía, la información. Igual que se conciencia a los niños con clases de educación vial que tan buenos resultados están dando hay que hacer una labor más de pedagogía con este tema de la ITV. Muchos ciudadadanos consideran que esto es un impuesto y no lo es. A los datos nos remitimos. La ITV cumple una función social en beneficio de todos los ciudadanos. 

ARAGÓN, LA TECNOLOGÍA Y EL COCHE ELÉCTRICO

El director general de Veiasa (Verificaciones Industriales de Andalucía), Luis Gutiérrez, ejerció de algún modo de anfitrión en las XXVIII Jornadas Nacionales de ITV, celebradas los pasados jueves y viernes en Zaragoza. En la charla con este diario, abordó algunas de las cuestiones tratadas ahí, entre ellas el buen funcionamiento de las estaciones en Aragón, que no son muy grandes pero hay muchas: El 90% de la población tiene una a menos de 30 minutos. Sobre el futuro de las ITV, Gutiérrez es optimista porque el salto tecnológico está permitiendo mejorar a los operadores los controles electrónicos de los vehículos. La creciente utilización del coche eléctrico, apunta por otro lado, no cambiará su actividad más allá de revisar con detalle la batería y olvidarse del motor. «Este coche también tiene amortiguadores, neumáticos, intermitentes, cinturones de seguridad, airbag, ABS, frenos», recuerda.

Etiquetas
Comentarios