Despliega el menú
Economía

El Cermi lanza el reto de incorporar en 10 años a 250.000 personas con discapacidad a un trabajo estable y digno

Con esta medida se generarían nuevos recursos que podrían costear las prestaciones públicas para quienes no pudieron trabajar o no completaron una carrera de cotización suficiente para obtener una pensión contributiva.

Los alumnos de la escuela taller Diservice ofrecieron una comida en la Escuela de Hostelería de Huesca para celebrar el fin de la fase práctica de su formación.
Los alumnos de la escuela taller Diservice en la Escuela de Hostelería de Huesca.
Atades Huesca

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) ha planteado como reto del próximo decenio incorporar al menos 250.000 personas con discapacidad a un trabajo estable y digno "para fortalecer los recursos de la Seguridad Social y garantizar que la protección social llegue a todos por igual, independientemente de su trayectoria laboral".

Así lo ha manifestado en una entrevista en el portal '65ymás' el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, quien entiende que con esta medida se generarían nuevos recursos que podrían costear las prestaciones públicas para quienes no pudieron trabajar o no completaron una carrera de cotización suficiente para obtener una pensión contributiva.

Pérez Bueno ha lamentado que la protección social por edad o discapacidad en forma de prestaciones públicas, como las pensiones, "no esté garantizada ni siquiera para quienes han trabajado y cotizado largos periodos de tiempo". Asimismo, ha incidido en la situación de precariedad de aquellas personas con discapacidad que "la exclusión laboral forzosa les ha apartado del mundo productivo, de la autonomía económica".

"La agenda política y social de la discapacidad, y de la edad avanzada, es ingente, pues las carencias son todavía de dimensiones colosales. Puede y debe hacerse mucho", ha expresado el presidente del Cermi. Ante esta situación, la entidad propone nuevos modelos que den respuesta a las necesidades, demandas y preferencias de las personas con discapacidad y mayores.

En este sentido, se considera prioritario potenciar la autonomía personal y se exige a las instituciones mayores medios para poner a disposición de las personas mayores y con discapacidad. En opinión de Pérez Bueno, España no destaca en la aplicación de dispositivos públicos de protección social en cuanto a autonomía personal, "ni por intensidad de recursos ni por haber instaurado un modelo promotor".

Aun así, pese al escenario descrito, el presidente del Cermi ha destacado que frente a otros países de Europa "favorece un hecho cualitativo, cultural, que es el arraigo" en España "del deseo, de la preferencia, de permanecer en el propio entorno, y de rehusar fórmulas habitacionales que no son inclusivas".

"El peso de la institucionalización -vivir en establecimientos colectivos concebidos ex profeso para personas con discapacidad o mayores- es bajo en comparación con otros países", ha puntualizado.

Estos y otros temas se profundizarán el próximo mes de octubre en el I Congreso sobre el Derecho a la Autonomía Personal, Discapacidad Física y Orgánica, Envejecimiento y Cronicidad, organizado por la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe), donde se abordará con todos los agentes sociales implicados el derecho de todas las personas con discapacidad física y orgánica a ejercer su autonomía personal para hacer efectiva su plena inclusión en la sociedad y en condiciones de igualdad.

Etiquetas
Comentarios