Despliega el menú
Economía

ECONOMÍA

UGT y CC. OO. piden a Opel PSA que integre a los trabajadores de Android

La auxiliar pierde la contrata del Corsa y las centrales reclaman al fabricante que internalice su actividad actual.

Imagen de la cadena de montaje de Opel España en Figueruelas
Imagen de la cadena de montaje de Opel España en Figueruelas
Raquel Labodía

Los sindicatos UGT y Comisiones Obreras han respondido este jueves a la decisión de Opel España de no renovar a Android la contrata vinculada al ensamblaje de las puertas y el salpicaderos del Corsa –que vence el 31 de diciembre de 2019– reclamando que la fábrica de Figueruelas recupere esa actividad y contrate para realizarla a los cerca de 300 trabajadores de la propia Android. 

UGT FICA y CC. OO. Industria creen que las exigencias que Opel, hoy en el grupo PSA, ha puesto encima de la mesa de cara al nuevo contrato de Android y la falta de interés de esta firma auxiliar a nivel corporativo «han dejado sin una situación de estabilidad de empleo a 300 trabajadores y trabajadoras». Por ello José Juan Arcéiz, secretario general de UGT FICA Aragón, ha señalado que su central había llegado a un acuerdo con CC. OO. para pedir a la dirección de Opel España que, antes de buscar otro proveedor, el fabricante podría recuperar la actividad de ensamblaje de puertas y salpicaderos que externalizó en 2006 e incorporar a los 300 trabajadores de Android a su plantilla. «Confío en que podamos negociar esto con Opel, el momento es este», ha afrimado el dirigente sindical.

UGT FICA y la federación de Industria de CC. OO. consideran que la dirección de la factoría de Figueruelas «no debería perpetuar una situación que, de hecho, no debería de haber nacido en su momento, y con la que ambas organizaciones estuvieron en contra en su día, que no es otra que una parte de la línea de montaje esté externalizada». Por ello las centrales han indicado que los trabajadores «en ningún momento pueden ser moneda de cambio a la hora de nuevas adjudicaciones». «Vaya por delante que no aceptaremos pérdidas de derechos en el caso de la llegada de nuevas empresas», han añadido.

Las federaciones sindicales que encabezan Arcéiz en UGT y Ana Sánchez en CC. OO. han señalado que ahora que el grupo francés PSA ha tomado las riendas del negocio (integró a Opel en agosto de 2017), «tiene que repensar» la decisión «equivocada» de externalizar que tomó la marca del rayo en 2006 a nivel europeo «y que de hecho no todas las plantas llevaron a cabo, de igual manera que ha repensado otras formas de llevar el negocio».

UGTy CC. OO. han insistido en señalar que «sería un error la búsqueda de un nuevo proveedor, que no va a resolver el problema central de desajuste que supone la externalización del montaje de una parte principal del coche».

En OSTA, sindicato con más delegados en el comité de empresa de Android, su postura es la de que tanto si es Opel como otra empresa la que se haga cargo del ensamblaje de puertas y salpicadero del Corsa, «lo importante es que respeten tanto las condiciones como los puestos de trabajo de Android». Según ha explicado Jorge Ruiz de Lezcano, en esta auxiliar hay mejores sueldos y tienen prerrogativas que son superiores de las que tienen los empleados de Opel España. «Si no se respetan esas condiciones, habrá confrontación», ha dicho. El dirigente de OSTA, en todo caso, ha expresado su descontento por la postura de UGT y CC. OO. de pedir por su cuenta que Opel contrate a los trabajadores de Android sin respetar, dijo, el acuerdo de adoptar los tres sindicatos una postura conjunta.

Desde Opel no se han hecho comentarios más allá de certificar que la empresa había decidido no renovar el contrato con Android, que vence a finales de año.

Etiquetas
Comentarios