Despliega el menú
Economía

agricultura

La buena floración y el cuajado de la garnacha augura buena cosecha en Calatayud

La denominación de origen, que no comenzará la vendimia hasta el mes de octubre, estima que si las condiciones climáticas se mantienen podría recoger entre 12 y 14 millones de kilos de uva.

Los viñedos de Calatayud presentan un buena floración y cuajado.
Los viñedos de Calatayud presentan un buena floración y cuajado.
D. O. Calatayud

Calatayud es la denominación aragonesa que más tarde comienza su vendimia. No lo hace hasta bien entrado el mes de octubre. Sin embargo, y aunque todavía quedan más de dos meses para que sus viñedos se llenen de recolectores, el consejo regulador ya se atreve a publicar estimaciones de cosecha porque, como señala, "la viña ya ha comenzado a dar señales de cómo puede ser la producción que viene".

Aunque reconoce que la climatología todavía puede dar muchas sorpresas, sus primeras previsiones hablan de una cosecha de entre 12 y 14 millones de kilos, similar a la obtenida el pasado año, una producción que califica de "buena". Y es hasta esta primera quincena de julio, los indicadores de floración y cuajado están siendo "óptimos", sobre todo en la garnacha, la variedad con mayor presencia en la denominación de origen aragonesa.

Ha ayudado, señala la D. O., que tras el frío invierno llegó una primavera fría y lluviosa que hizo que el viñedo llevara un retraso respecto a un ciclo normal, que permitió, sin embargo, que el posterior proceso de floración, que comenzó en torno al 15 de junio, fuera bueno. Y, además, a pesar de las altas temperaturas del pasado mes y de la sofocante ola de calor, el cuajado de la uva de la denominación de origen de Calatayud ha sido "óptimo", como lo califican desde el consejo regulador. También han sido muy bien acogidas por el cultivo las lluvias caídas en los últimos días.

Por eso, y aunque insiste en que todavía es muy pronto para hacer un pronóstico de vendimia y recuerda que quedan todavía mucho tiempo para que comience la recolección, la denominación de origen considera que hay indicios para pensar que "va a ser una buena cosecha en cantidad y en calidad". Eso sí, desde la denominación reiteran que para eso será también requisito indispensable que en el periodo que queda hasta la recolección "se mantengan una buenas condiciones climáticas".

La producción estimada para la próxima vendimia se acerca a la cosecha del pasada campaña, cuando esta denominación recogió alrededor de 14 millones de kilos de uva. Y eso a pesar que el pasado año, la comarca de Calatayud estuvo fuertemente castigada por unas tormentas de granizo que, sin embargo, respetaron estos cultivos.

Protagonismo de la garnacha

La Denominación de Origen Calatayud integra una superficie de 3.200 hectáreas de viñedo en altura que se reparten por 45 municipios y que están ocupadas fundamentalmente por variedades tintas. Estas suponen el 92% del total, mientras que las variedades blancas apenas representan el 8% de la superficie total.

En ellas la garnacha es la protagonista. Se extiende por 1.730 hectáreas, es decir, por más de la mitad de la superficie total de la denominación de origen, en la que también se cultiva tempranillo (672 hectáreas) y syrah, que ocupa 224 hectáreas. 

Dentro de las variedades blancas, la viura es la variedad más implantada con 256 héctareas.

Etiquetas
Comentarios