Despliega el menú
Economía

agricultura

Las indemnizaciones por sequía en el cereal superarán los 100 millones de euros

Los daños han sido "importantes" en Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y Navarra.

Cultivo de cereal afectado por la sequía.
Cultivo de cereal afectado por la sequía.
Asaja

Las indemnizaciones del seguro agrario por sequía en el cereal de invierno superarán los 100 millones de euros esta campaña mientras que las de los pastos superarán los 13 millones, según ha informado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

En un comunicado, el departamento ha señalado que estos datos han sido dados a conocer este lunes en la comisión general de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa), que ha sido presidida por la subsecretaria del MAPA y presidenta de la entidad aseguradora, María Dolores Ocaña.

Se han evaluado los daños provocados por la sequía en cereales y pastos, poniendo especial atención en la irregularidad de las precipitaciones, así como la falta de lluvias en determinadas zonas cerealistas. En concreto, los daños han sido "importantes" en Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Navarra y Aragón.

La superficie total siniestrada en el caso del cereal de invierno rondará las 950.000 hectáreas esta campaña, casi la mitad de la superficie asegurada por el riesgo de sequía, mientras que hasta la fecha se han peritado pérdidas en cereales en más de 640.000 hectáreas. Los pastos también se están viendo afectados por la falta de lluvias, con esas pérdidas superiores a los 13 millones.

Para hacer frente a este tipo de situaciones, la subsecretaria ha hecho hincapié en que el sistema de seguros agrarios es "una herramienta fundamental" a disposición de agricultores y ganaderos.

En términos relativos, el coste de la póliza del seguro pagada por el agricultor en los cereales es de los más bajos (entre 12 y 30 euros por hectárea en función del módulo contratado) y representa en torno al 3,5% de los costes totales de producción.

Cerca de 350 peritos están tasando una media de 30.000 hectáreas al día, una "agilidad" que permitirá iniciar el pago de las indemnizaciones a mediados de julio en las zonas de recolección más temprana y a lo largo de agosto en las de cosecha más tardía.

De esta forma, los asegurados percibirán las indemnizaciones en una fecha anterior a la que hubieran percibido la liquidación por su cosecha, según ha señalado el MAPA.

Etiquetas
Comentarios