Despliega el menú
Economía

ECONOMÍA

Los relojes aragoneses que han conquistado América

Tres emprendedores zaragozanos comandan Woodenson, una tienda 'online' que superó el año pasado el millón de euros de facturación. 

La opción de personalizar sus modelos es una de las claves del éxito de Woodenson.
La opción de personalizar sus modelos es una de las claves del éxito de Woodenson.
Jorge Alonso

El tiempo no siempre es oro; a veces, puede ser madera: de bambú, de chacate negro, de olivo, arce o nogal. Estos materiales naturales son la base de los relojes de pulsera Woodenson, una firma impulsada por tres emprendedores zaragozanos que el año pasado superó el millón de euros de facturación. Los precios de estos objetos oscilan desde los 40 euros que vale el más vendido, el modelo Deva; hasta los 200 euros que pueden llegar a alcanzar los más sofisticados.

Los tres socios provienen de perfiles distintos -creativo, técnico, comercial-, pero sobradamente compatibles. Formaron hace cuatro años la agencia de publicidad Relevant, que todavía gestiona las redes sociales de las Cortes de Aragón, pero decidieron lanzarse a la aventura de crear algo para sí mismos en lugar de para otros. "Impulsamos una serie de tiendas 'online': una de cargadores de Pokemon Go, otra de calcetines, de cazadoras 'bomber'… Todas fueron un desastre. Luego comenzamos con los relojes de Woodenson. Y hemos vendido más de 25.000 modelos; no nos podemos quejar", comenta uno de los fundadores, Juan Luis Saldaña. Además de los iniciadores, la empresa emplea en Zaragoza a ocho personas más de distintos perfiles profesionales.

El modelo Deva es uno de los más vendidos.
El modelo Deva es uno de los más vendidos.
Jorge Alonso

Por todo el mundo

La firma vende gran parte de sus exportaciones a México, donde tienen una empresa con otro socio; pero también a Perú, Colombia, Chile o Ecuador. "En el resto del mundo, operamos de forma más puntual", añade. Y todos los diseños se realizan en Aragón, aunque la fabricación se lleva a cabo en China, donde Woodenson cuenta con distintos socios colaboradores. "Ellos mismos también proponen ideas que muchas veces nos son de provecho", indica.

El éxito de la compañía radica en la personalización, en la posibilidad que ofrecen de imprimir dedicatorias en cada uno de sus relojes. Esta característica ha fomentado que se convierta en un regalo recurrente entre parejas o, incluso, en bodas.

De hecho, la primera tirada de la última creación de la compañía, un homenaje a Casio diseñado en colaboración con sus socios asiáticos, se agotó en apenas unos días. Pero no solo viven de relojes: también hacen anillos o marcos dobles para la ceremonia de la arena, todo un ritual para muchas parejas, que ven en ellos una forma curiosa de demostrarse su amor, apostilla Saldaña. Esta actuación consiste en que los novios depositan arena de dos colores en uno de los marcos; mientras que en el otro colocan una fotografía de ambos. El resultado final resulta colorido, emotivo, insiste: "Lo fabricamos además en una carpintería de Sangüesa (Navarra); los cristales, en el zaragozano barrio de San José; y la pieza de metacrilato, en el Oliver. Prácticamente todo aragonés".

Etiquetas
Comentarios