Economía

registro de jornada

"Las empresas lo que queremos es cumplir la norma pero para eso tiene que ser clara"

Ricardo Mur, presidente de CEOE Aragón, pide al Gobierno subsanar las ambigüedades del registro de jornada.

Jornada sobre 'El nuevo marco de las relaciones laborales' que ha tenido lugar hoy en CEOE Aragón con una presencia masiva de empresarios
Jornada sobre 'El nuevo marco de las relaciones laborales' que ha tenido lugar hoy en CEOE Aragón con una presencia masiva de empresarios
José Miguel Marco

"Las empresas lo que queremos es cumplir la norma pero para eso tiene que ser clara y no estar llena de ambigüedades". Así lo ha dicho este miércoles Ricardo Mur, presidente de CEOE Aragón, en la jornada que han organizado con especialistas en derecho, catedráticos, e inspectores de trabajo y que ha registrado un lleno absoluto en la sede de la organización empresarial en Ranillas.

"Todas las empresas tienen controladas las horas que trabajan sus empleados y hay un cumplimiento de las horas laborales extras que se hacen y se pagan. Pero ahora hay que llevar un registro y es una carga burocrática más que pone la Administración. El que lo haya hecho en un momento preelectoral y no con el debate y consenso que debería está conllevando los problemas en la aplicación. No es lo mismo un trabajador que está el 100% de su jornada en su puesto que el comercial que ha de salir o el que va a turnos. Hay mil aplicaciones prácticas que deben aclararse para que luego no haya problemas con las inspecciones", ha asegurado Mur. 

"Estoy convencido, y prueba es el aforo que hay hoy aquí, que las empresas queremos cumplir la obligación y, por tanto, se cumplirá. Sí que es cierto que el tiempo ha sido escaso y por tanto hay cierta incertidumbre en cómo hacerlo, pero se hará y se hará con toda normalidad como se ha hecho con todas las obligaciones laborales. Hay que adaptarse y nada más", ha añadido por su parte Salvador Sánchez, director de Recursos Humanos del grupo Samca. "El trámite o procedimiento parlamentario ha sido más rápido y nos ha cogido a todos un poco más desprevenidos, nada más".

Sobre si será efectivo el registro de la jornada para favorecer la conciliación, Sánchez ha dicho que "lo que tenemos que cambiar es la mentalidad: puede ser que ayude o no, pero eso lo veremos con el tiempo, lo que seguro que cambiará y corregirá serán los defectos en la aplicación".

Por su parte, Román García Oliver, director territorial de la Inspección de Trabajo y Segruidad Social, ha indicado que "no vamos a hacer una campaña indiscriminada sobre el registro de jornada. No es nuestro objetivo, no vamos a ir a las empresas a exigir que todas lo tengan. Solo atenderemos las denuncias que puedan presentarse sobre esta cuestión" y, ha reconocido, que las hay desde el minuto 1 en que empezó a aplicarse la norma, el pasado 12 de mayo. Además, ha incidido en que lo "que se discute no es tanto cómo se hace el registro sino el tiempo de trabajo".

En su opinión, "las empresas que cumplen no van a tener ningún problema en negociar o establecer un registro, será más o menos difícil, pero hay muchas posibilidades, tecnológicas o fichando o de otra manera porque se basa en una relación de confianza: tenemos un horario, lo conocemos todos y el trabajador cumple". Solo, ha matizado, habrá problemas en "aquella empresa en la que sí pueden existir dificultades sobre el tiempo de trabajo  porque no quiera reconocer las horas que se hacen. Ahí va a haber discusión sobre el registro".

En este sentido, ha avanzado que en la banca es donde puede haber mayores problemas porque se discutía si las horas de más eran flexibilidad horaria u horas extraordinarias. A su juicio, no se puede confundir flexibilidad con una total desrregulación. "En función de los criterios publicados por el Ministerio, que son una guía ilustrativa que se va a ir concretando, y la Inspección, que también va a sacar un criterio técnico sobre esta cuestión consultado con las CC. AA., se va a ir precisando". Habrá que ver también, ha advertido, cómo evoluciona la interpretación jurisprudencial. Sin embargo, ha concluido, "exigimos lo mínimo contemplado en la norma, que tiene que haber un registro del inicio y el final de la jornada y que si se hacen horas de más, quede constancia y se pague, por lo que el registro tiene que ser fiable y no se puede alterar". 

Por último, Juan García Blasco, catedrático del Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, ha indicado que la norma sí plantea "problemas de aplicación porque la tipología de puestos de trabajo, de actividades y de sectores, no hace fácil cumplir con este registro horario, pero que la fórmula para acomodar eso es la negociación colectiva".

Etiquetas
Comentarios