Despliega el menú
Economía

Agricultura

¡Cuidado! Una nueva especie invasora ha llegado a Aragón

La consejería de Desarrollo Rural pone en marcha un protocolo de actuación para prevenir y detectar la presencia de Amaranthus palmeri.

La consejería de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón, a través del Centro de Sanidad Vegetal y en colaboración con el CITA, ha activado un plan de actuación específico para controlar la posible expansión de la ‘Amaranthus Palmeri S. Wats’, una nueva especie invasora que podría poner en jaque al regadío aragonés.

Y es que, esta mala hierba, originaria del sudeste de Estados Unidos y del norte de México, que puede llegar a alcanzar hasta 3 metros de altura y producir hasta 600.000 semillas por planta, ya ha llegado a Aragón. En 2017 fue detectada en Cataluña y un año después se hizo presente en la Comunidad, "de una manera muy puntual", en el límite de una carretera, explica el director del Centro de Sanidad y Certificación Vegetal, Emilio Betrán. Pero el pasado año esta especie, que con agua y calor entre 3 y 4 centímetros al día, ya se había asentado en unas 40 héctareas situadas en Altorricón y Tamarite, localidades oscenses situadas en la comarca de La Litera.

"Probablemente llegó con mercancía de zonas afectadas, con toda seguridad mezclada entre granos de maíz o soja, cultivos en los que ha causado graves problemas en Estados Unidos", explica Betrán, que advierte que dada su variabilidad genética, esta especie invasora se puede encontrar en ambientes variados.

Resistente a herbicidas

Y lo que es peor, dado que tienen una fecundación cruzada obligatoria, que produce un flujo de genes intenso que confieren a la descendencia una alta variabilidad genética, lo que le ha permitido desarrollar resistencia a distintos herbicidas. Por eso, aunque no hay alerta, sí existe preocupación en Aragón, ya que, como señala Betrán, "si se produce la dispersión de Amaranthus palmeri por nuestro territorio podría ocasionar un gran impacto económico y ecológico de consecuencias impredecibles". Porque esta planta tiene una alta capacidad competitiva y podría suponer graves mermas en el maíz al competir en agua, luz y suelo con el cultivo.

Para evitarlo, el protocolo de actuación impulsado por la consejería que lidera Joaquín Olona incluye la prospección de la zona en la que se ha detectado la mala hierba y el estudio de la dinámica de dicha población para poder informar a los agricultores sobre las medidas a tomar tanto para prevenir como en el caso de que la planta ya haya hecho acto de presencia en sus cultivos.

"No conocemos todavía con precisión, el grado de la sensibilidad de las poblaciones de Aragón frente a los herbicidas utilizados aquí, pero su elevada variabilidad genética, así como los precedentes en otros países hace necesario recomendar un control integrado sin repetir materias activas desde el principio para evitar males mayores", recomiendan desde el Centro de Sanidad y Certificación Vegetal, que ya ha publicado una información técnica, cuyo contenido puede consultarse en la web del Gobierno de Aragón.

Recomendaciones

Mientras se realizan los estudios que permitan disponer de suficiente información sobre los herbicidas que la controlan, se recomienda a los agricultores "utilizar métodos culturales que han demostrado ser eficaces". Se aconseja realizar un volteo en profundidad, al menos 20 centímetros o más, y repetirlo durante varias campañas porque la semilla de esta especie sobrevive enterrada en el suelo durante muchos años.

Como se ha comprobado que la Amaranthus palmeri reduce su germinación si no tiene luz, tendrá menor presencia en un cultivo sembrado a una densidad de siembra mayor a la habitual, con menor distancia entre filas y con ausencia de claros. "Es además importante que se evite que permanezcan individuos en bordes de caminos, junto a aspersores de riego, etc. para evitar que se arrojen semillas al suelo", explica la información técnica. Y si la hierba ya ha llegado al cultivo es imprescindible cosechar las parcelas infestadas en último lugar y limpiar "concienzudamente" la cosechadora al terminar para evitar que la semilla se disperse por otros campos.

Etiquetas
Comentarios