Despliega el menú
Economía

Ibercaja completa su plan estratégico con las previsiones de 2021 que le pide el mercado

La entidad aragonesa termina el mes que viene la primera fase de su hoja de ruta para salir a bolsa, para lo que tiene de plazo límite el 31 de diciembre de 2020.

Sede de Ibercaja en la plaza de Basilio Paraíso de Zaragoza.
Ibercaja completa su plan estratégico con las previsiones de 2021 que le pide el mercado
Toni Galán

Ibercaja continúa con su hoja de ruta para salir a bolsa y para ello trabaja ahora en elaborar sus previsiones para 2021, un año más de los que había incluido en su plan estratégico (2018-2020), por exigencias de los mercados. Así lo confirmaron el lunes fuentes de la entidad financiera aragonesa, que tiene como fecha límite para dar el salto al parqué el 31 de diciembre de 2020. "Estamos adaptándonos a los estándares de mercado que exigen tener tres ejercicios proyectados en términos cuantitativos", indicaron desde el banco. El plan actual, presentado en marzo del año pasado, ya ha agotado su primer ejercicio. Una vez elaborada la nueva previsión se incluirá al plan estratégico vigente. Entre los datos que estudia incorporar figura alcanzar un ratio ROTE (rendimiento sobre el capital tangible) del 9%, dato que se preveía lograr en 2020. La actualización se produce fundamentalmente por el anunciado retraso de la subida de los tipos de interés, que siguen en mínimos, y que ha llevado a otras entidades del sector a modificar sus previsiones. "No renunciamos a la ambición de los objetivos", apuntaron.

El consejero delegado de la entidad, Víctor Iglesias, explicó en una entrevista publicada el lunes en el diario ‘Expansión’ que también se actualizarán las condiciones de 2020. En ella afirma que no espera que el salto al parqué se produzca en la primera oportunidad que se dará en primavera. El directivo considera que es "prematuro" hacerlo entonces y afirma que "no tenemos prisa". Iglesias repasa los objetivos de la entidad y defiende su independencia frente a los últimos acuerdos de fusión en el sector, como el alcanzado por Unicaja y Liberbank. Reconoce que el entorno sigue siendo "hostil" para el sector con los actuales tipos de interés, pero que la entidad tiene "palancas" para afrontarlo. Entre ellas, diversificar productos para potenciar los planes de pensiones, seguros de vida y fondos; impulsar el crédito, los seguros, la reducción de costes operativos y la venta de activos improductivos.

Para adaptarse al nuevo escenario, el banco contempla avanzar más rápido en la venta de paquetes de activos adjudicados y dudosos como los que se incluían en la última operación denominada ‘Cierzo’. En ella se colocó una cartera de adjudicados con un valor bruto contable de 652 millones de euros, prácticamente la mitad del saldo total de activos adjudicados. Esta fue adquirida por 266 millones por parte de una nueva sociedad participada en un 80% por el grupo sueco Intrum y el 20% restante por el banco aragonés.

Linklaters y Uría

El anuncio oficial de la salida a bolsa lo hizo el presidente de la entidad, José Luis Aguirre, durante la presentación del plan estratégico en marzo del año pasado.  La preparación del salto al parqué de la entidad que ha superado los 140 años de historia se inició en noviembre, cuando eligió a Rothschild como asesor financiero independiente de la operación. Al equipo se han ido incorporando también JP Morgan y Morgan Stanley como bancos colocadores y UBS y Bank of America Merrill Lynch, como colocadores de segundo nivel. Los asesores jurídicos de la operación son los despachos Linklaters y Uría Menéndez. "Falta un mes para acabar con el trabajo de preparación", indicaron desde la entidad financiera. Después del próximo mes de marzo, se abrirá otro ciclo de dos meses más tras el que la entidad estará lista para elegir cuándo dar el paso a cotizar.

El banco tiene que cumplir con la normativa del sector que obliga a las fundaciones bancarias a reducir su participación en los bancos de los que son propietarias. Fundación Bancaria Ibercaja posee el 87,8% del banco y tiene que rebajar este porcentaje a menos del 50%. Los otros accionistas de Ibercaja Banco son las fundaciones Caja Inmaculada, Caja Badajoz y Caja Círculo de Burgos. Ibercaja Banco tiene previsto sacar a bolsa cerca del 40% de su capital (sus fondos propios son de unos 3.000 millones de euros).

El mes que viene está previsto que la entidad financiera aragonesa informe de sus resultados de 2018.

Etiquetas
Comentarios