Despliega el menú
Economía

Funcas descarta una nueva burbuja inmobiliaria pese al repunte del precio de la vivienda

Las entidades españolas conceden el 5,2% de los préstamos hipotecarios de la eurozona, frente al 20% que suponía en 2006.

El volumen total que representan los nuevos préstamos hipotecarios solo supone una cuarta parte de los que llegaron a concederse en 2006.
Recientes sentencias han obligado a las entidades financieras a devolver a los compradores alrededor de 1.000 euros de media derivados de los costes de formalización de una hipoteca.

Funcas afirma que pese al repunte que está experimentando el precio de la vivienda en los últimos años, todavía no hay elementos objetivos que den pie a pensar en la formación de una nueva burbuja inmobiliaria en el país. De hecho, el volumen total que representan los nuevos préstamos hipotecarios solo supone una cuarta parte de los que llegaron a concederse en 2006, justo antes del estallido de la última gran crisis económica.

En el último número de los 'Cuadernos de Información Económica', una publicación editada por Funcas, el experto Joaquín Maudos explica que ni el precio, ni el volumen de las hipotecas concedidas y de los préstamos, ni las condiciones de los créditos, ni el volumen de morosidad, ni la carga financiera que supone ahora adquirir una vivienda para las familias, hacen sospechar de la creación de una nueva burbuja en el mercado de la vivienda.

Además de que el volumen de préstamos concedidos en los últimos 12 meses fue de solo 43.500 millones de euros, un 25% del importe registrado hace doce años, las entidades de crédito españolas conceden el 5,2% de los préstamos para la compra de vivienda de la banca de la eurozona, un porcentaje muy por debajo del 20% al que se llegó en 2006.

En cuanto a las condiciones, el tipo de interés de los nuevos préstamos concedidos en España se sitúa ligeramente por encima de la media de los países que componen la eurozona, en concreto un 2,02% frente al 1,83%. Además, si se tiene en cuenta el tipo medio del stock que hay en el balance de la banca española, la situación se revierte y el tipo español se queda en tan solo el 1,21%, frente al 2,12% del resto de países que comparten el euro.

Respecto al margen que aplica la banca en España a los préstamos hipotecarios se ha mantenido "relativamente estable" desde hace cuatro años y en la actualidad es similar al resto de la eurozona --solo 10 puntos básicos más--.

Lo que sí ha supuesto un cambio de tendencia es la proporción entre las hipotecas firmadas a tipo fijo y las referenciadas al Euríbor. Debido a la intensa rebaja de los tipos de interés llevada a cabo por el Banco Central Europeo (BCE), el peso de las hipotecas a tipo variable ha caído del 90% en 2008 al 38% en 2018, aunque sigue siendo superior al resto de las principales economías europeas.

Por último, España también destaca en el contexto internacional por ser uno de los países en donde más ha caído la ratio del esfuerzo de las familias para hacer frente a un préstamos hipotecario, en concreto 5,2 puntos porcentuales en diez años, hasta suponer ahora el 6,6% de su renta disponible.

Etiquetas
Comentarios