Economía

Master.D factura 49 millones en 2018 tras duros años de crisis y celebra su 25 aniversario

La empresa aragonesa especializada en la preparación de opositores y formación afianza su recuperación con 600 trabajadores y colaboradores y prevé crecer un 10%.

Master.D factura 49 millones en 2018 tras duros años de crisis y celebra su 25 aniversario
Aránzazu Navarro

En las instalaciones de Master.D en la carretera de Madrid, donde esta empresa aragonesa especializada en la preparación de oposiciones y en la formación de profesionales tiene su sede central, la actividad es frenética. Profesores, técnicos de televisión, periodistas y otros especialistas trabajan en sus mesas, en estudios con cámaras o en salas de reuniones de un modo muy diferente al que se hacía hace doce o quince años, antes de una crisis que puso en jaque su negocio y obligó a la compañía creada por Luis Gómez en 1994 a realizar varios ajustes de plantilla y replantearse muchas de sus formas de trabajar. La empresa llegó en 2008 a facturar más de 60 millones de euros y contar con un millar de trabajadores o en nómina o como colaboradores, pero a partir del año siguiente esos números se desplomaron. En 2014, los ingresos estuvieron por debajo de los 20 millones después de acusar los efectos de la supresión masiva de convocatorias de empleo público.

En estos últimos años, los gestores de Master.D, con Antonio Mayoral como director general y Luis Gómez como presidente del Consejo, le han dado la vuelta a la tortilla. "Éramos una empresa piramidal, jerárquica, con un número de mandos intermedios muy importante. Estos han desaparecido y hemos dado más protagonismo a las personas que están directamente con el cliente, buscando objetivos comunes, con estrategias globales", reseña Mayoral. Con 25 centros en España y 4 en Portugal, la compañía ha recuperado parte del empleo perdido y cuenta en plantilla con 503 trabajadores (458 a jornadas completa) y un centenar de colaboradores que eleva a más de 600 el número de personas integradas en su equipo. De ellas, entre 350 y 375 están en Zaragoza. La facturación se ha incrementado desde 2015 y alcanzó en 2018 los 49 millones de euros (44 millones en España y 5 en Portugal) y la previsión es continuar creciendo por encima del 10% cada año.

Nueva estrategia

Para simplificar su estructura de mandos, Master.D tiene ahora un responsable del modelo docente, otro de modelo de gestión y otro del modelo propio EAL (equipos autoliderados). Tiene 55 equipos, los 29 de los centros territoriales (25 de España y 4 de Portugal) y 26 en la propia empresa. "Buscamos que cada equipo tenga su presupuesto y tenga una visión para alcanzar sus objetivos particulares, buscando siempre su rentabilidad sostenible y, de ahí, la de todos", apunta Antonio Mayoral. Un especial interés en su política de personal ("si ellos están bien harán que los clientes también lo estén"), con medidas de conciliación, y una mayor apertura a la sociedad forman parte también de una nueva estrategia en la que se abandonaron apuestas de crecimiento en China, Brasil y Grecia, aunque se ha hecho un proyecto en Colombia y ahora se comercializan sus programas en México.

La gran fortaleza de Master.D, donde su trayectoria tiene más peso, sigue estando en las oposiciones, si bien si en sus inicios lo importante era la formación a distancia (de ahí el nombre de la empresa). Hoy las nuevas tecnologías lo han cambiado todo, sin por ello renunciar a lo presencial. Por ello en la compañía prefieren hablar de formación abierta y no diferenciar tajantemente entre la que se da 'in situ' y la que se imparte 'online'. El 60% del negocio de Master.D está en las oposiciones –un porcentaje que no quieren superar– y el 40% restante en la formación de profesionales, en campos como la hostelería y el turismo, la salud o el sector audiovisual.

En Zaragoza, Master.D cuenta con tres sedes distintas. Las oficinas centrales, los docentes (entre 125 y 150), la producción televisiva y la televenta está en la avenida Manuel Rodríguez Ayuso (carretera de Madrid). En la plataforma logística Plaza está la producción (imprenta) y un centro de formación para empresas y administración, y en la avenida de Navarra están docentes y técnicos y es el lugar al que acuden normalmente los alumnos.

Etiquetas