Despliega el menú
Economía

Caer desde 60 metros de altura para prevenir accidentes laborales

Alumalsa, Bieffe Medital e Itesal, las tres ganadoras aragonesas de los premios que entrega Asepeyo en Zaragoza para concienciar a las empresas sobre la necesidad de invertir en prevención.

Gafas de realidad virtual para simular una caída en altura.
Gafas de realidad virtual para simular una caída en altura.
Guillermo Mestre

Experimentar la sensación de una caída desde un edificio a 60 metros de altura o el estrés de trabajar en un mal ambiente laboral con unas gafas 3D, detectar las malas posturas en el puesto de trabajo mediante sensores repartidos por todo el cuerpo y mejorar la conducción gracias a un simulador son algunas de las experiencias que ofrece la mutua Asepeyo en la séptima edición de sus premios a las mejores práctivas preventivas en empresas, que por primera vez celebra en Zaragoza. Tres empresas aragonesas han sido premiadas en esta edición: Aluminio y Aleaciones (Alumalsa), Bieffe Medital e Itesal Transformados. En total, el jurado ha distinguido 12 proyectos ganadores y 28 finalistas. Los galardones se han entregado durante una comida en el Auditorio de Zaragoza.

La mutua quiere concienciar a las empresas mediante la tecnología de la necesidad de invertir en prevención. "Que el directivo o el empresario se ponga las gafas 3D y tenga conciencia de los riesgos que existen en una caída a 60 metros", explica José María Bustamante, coordinador territorial Norte de Asepeyo. Esta tecnología también sirve para actuar en caso de riesgos psicosociales. El usuario entra en una cocina donde empieza a recibir múltiples órdenes, sin tiempo para cumplirlas todas y recibe hasta una bronca de un superior al puro estilo Chicote. Además, una celda real simula el aislamiento que sienten los trabajadores que sufren riesgos psicosociales. "Se utilizan para acciones de sensibilización", apunta el responsable.

Robots colaborativos

También se muestran aplicaciones que reducen los riesgos de trabajar con robots ya que los convierten en máquinas "colaborativas". Sus medidas de seguridad permiten evitar accidentes, ya que utilizan sensores para detectar el movimiento. Y drones para evitar situaciones de peligro mortal para los trabajadores. Por ejemplo, en trabajos de alta tensión para sobrevolar el tendido eléctrico o la cubierta de una nave antes de reparar una avería.

Identificar las posturas y los movimientos incorrectos que pueden terminar causando problemas de salud es posible mediante sensores que se reflejan en un avatar y elaboran gráficas. Con ello se puede ahorrar tiempo en horas de análisis visual y formularios.

Un simulador de conducción muestra todos los peligros que se pueden encontrar al volante. "Para que las empresas entiendan que hacer un plan de movilidad es una necesidad", apunta Bustamante. Desde Asepeyo destacan que el 35% de los accidentes mortales que registran se producen al volante, bien al ir y venir del trabajo (in itinere) o durante la jornada (in mision).

Premiadas

Las galardonadas aragonesas ha sido Bieffe Medital, que se dedica a la fabricación de productos médicos y comercialización de medicamentos y productos sanitarios. Ha obtenido el tercer premio en la categoría de 'Mejor práctica para el control del riesgo' por su proyecto de ergonomía para prevenir lesiones osteomusculares. Itesal ha conseguido el primer premio en la categoría de pymes por establecer una sistema de 'Excelentes prácticas preventivas' que ha dado lugar a 140 acciones para reducir la siniestralidad. La empresa de fundición de piezas de aluminio Alumalsa ha sido reconocida por su trayectoria y compromiso en apoyo a la prevención de riesgos laborales.

En Aragón, Asepeyo da cobertura a 7.557 empresas con un total de 54.366 trabajadores protegidos y 11.263 autónomos.

Etiquetas
Comentarios