Despliega el menú
Economía

Nace A4 para "romper el silencio que envuelve a las víctimas del amianto"

La asociación de afectados en Aragón defenderá los derechos de los empleados expuestos a este peligroso y letal mineral.

Presentación de la Asociación de Afectados por Amianto en Aragón este sábado en Zaragoza
Presentación de la Asociación de Afectados por Amianto en Aragón este sábado en Zaragoza
Aránzazu Navarro

Se llama A4 (Asociación de Afectados por Amianto de Aragón) y acaba de ponerse en marcha para romper el silencio que hasta ahora ha envuelto a los trabajadores afectados por este peligroso y mortal mineral, que además "siempre han encontrado muchas puertas cerradas". Así lo explicó este sábado su presidenta, Susana Tirado, abogada y familiar de un empleado de Opel fallecido por su exposición al también conocido como asbesto y con experiencia en la defensa de víctimas del amianto. Tirado señaló que esta asociación sin ánimo de lucro, que han impulsado organizaciones sindicales como CGT y que este sábado fue presentada en sociedad ante decenas de personas, tiene como objetivo ofrecer apoyo social y psicológico a las víctimas y familiares a los que también oferce asesoramiento, pero sobre todo quiere poner voz y hacer visible la defensa de sus intereses y derechos ante las empresas y las instituciones. Y es que los impulsores de A4 critican a las administraciones por estar haciendo "una conspiración del silencio" sobre las muertes causadas por el amianto, al tiempo que aseguran que exigirán "que esta lacra se conozca públicamente para que instituciones y empresarios asuman sus responsabilidades".

Aunque A4 se ha constituido con el mínimo legal de miembros, es decir tres, la presentación de ayer sirvió para que fueran más de 25 las personas que mostraron su deseo de adherirse a esta nueva asociación, entre cuyos objetivos figura que se cumpla el protocolo de actuación a extrabajadores que estuvieron en contacto y pudieron inhalar las mortales fibras que se desprenden de la manipulación de materiales revestidos con este mineral. Y es que Tirado recordó que las dolencias provocadas por el amianto –mesotelioma, asbestosis, cáncer de pulmón y laringe o cáncer de esófago, como recientemente ha reconocido el Supremo– son latentes y pueden tardar hasta 40 años en manifestarse, por lo que en muchas ocasiones sus víctimas no son relacionadas con el puesto de trabajo que ocuparon.

La asociación aragonesa no centrará sus esfuerzos solo en la Comunidad. Quiere trabajar con organizaciones similares creadas en otras regiones y con la Federación de Asociaciones de Víctimas del Amianto para impulsar un fondo nacional que permitiría garantizar las indemnizaciones (sobre todo en aquellos casos en los que la empresa ya no existe cuando se desarrolla la enfermedad). Pero serviría además, añade Tirado, para que los afectados y sus familiares no tuvieran que reclamar sus derechos en los juzgados con el coste económico y personal que ello supone.

La presidenta de A4 explicó que precisamente este es también el motivo por el que es complicado cuantificar el número de afectados en Aragón, si bien Tirado recordó que se calcula que en España unas 40.000 personas mueren al año por graves patologías relacionadas con la exposición al amianto.

Etiquetas
Comentarios