Economía
Suscríbete

La subida de la base máxima de cotización afectará a más de 31.000 salarios en Aragón

La medida anunciada por el Gobierno conllevaría un coste extra para las empresas de hasta 51,9 millones de euros

La ministra de Economía, Nadia Calviño, la semana pasada en el Senado
La ministra de Economía, Nadia Calviño, la semana pasada en el Senado
EFE

La subida de la base máxima de cotización para 2019 anunciada por el Gobierno afectaría a más de 31.000 asalariados aragoneses y tendría un coste estimado de entre 52,3 y 62,8 millones de euros, en función de si el Ejecutivo -que ha anunciado que lo someterá al Pacto de Toledo- opta por un aumento del 10% o del 12%. Este sería el dinero que el Estado ingresaría de más el año que viene.

La base máxima de cotización es el tope a partir del cual los costes sociales de un asalariado no aumentan. Para este año se establece en 3.803,7 euros al mes, que con 12 pagas hacen 45.644 euros anuales; es decir, que a partir de este sueldo las cotizaciones se mantienen estables, no aumentan.

En Aragón, según los últimos datos disponibles de la Agencia Tributaria, hay 31.709 aragoneses tributando en el IRPF por cinco veces el SMI o más, lo que equivaldría a la frontera de la base máxima de cotización.

De aumentar un 10% esta cantidad, la base máxima mensual pasaría a ser 380,37 euros mayor, o 50.209 euros al año. En este caso, la cotización de la empresa por ese empleado (que supone el 29,9% de la base) aumentaría en 113,73 euros al mes, mientras que la que corre por cuenta del trabajador (un 6,25%) subiría en 23,77 euros. Haciendo una extrapolación, ampliar una décima parte la base máxima afectaría en 43,3 millones de euros a las empresas y en 9 millones de euros a estos 31.709 empleados.

Los efectos serán lógicamente mayores si la subida de la base es del 12%. En ese caso la cotización por cuenta de la empresa crecería en 136,48 euros al mes y la del trabajador, en 28,53 euros, lo que tendría un coste de 51,9 millones para las compañías en Aragón y de 10,9 millones para los contratados de la comunidad.

La controvertida medida trascendió con la comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso del presidente de la AIReF, José Luis Escrivá, quien desveló que el Ejecutivo le había trasladado su intención de elevar entre un 10% y un 12% las bases máximas en 2019 para recaudar entre 1.000 y 1.100 millones adicionales. Desde el organismo público consideraron «razonable» este cálculo, que no recoge el plan presupuestario enviado a Bruselas.

La CEOE ha criticado el aumento, que según sus datos supondrá un incremento en los pagos por parte de las empresas de hasta 1.761 millones de euros.

Hay que recordar, en todo caso, que una buena parte de lo que cotice el trabajador se lo podría deducir en la declaración de la renta. Y lo mismo la empresa, en este caso como desgravación del impuesto de sociedades previa inclusión en el gasto fiscal.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión