Despliega el menú
Economía

La fábrica de Teva en Zaragoza quintuplica su producción desde 2008

La farmacéutica israelí tiene ya 485 trabajadores en sus centros del polígono Malpica

Instalaciones logísticas de Teva en el polígono Malpica
Instalaciones logísticas de Teva en el polígono Malpica
Aránzazu Navarro

La reestructuración del negocio que puso en marcha Teva el pasado año y que ha implicado miles de despidos en todo el mundo ha pasado de puntillas por la fábrica y el centro logístico que la farmacéutica israelí tiene en el polígono de Malpica. «En 2008 éramos 206 trabajadores en los centros de Zaragoza y en la actualidad somos 485 (435 en la planta y 50 en el centro logístico)», aseguraron desde la compañía. «Ha sido el esfuerzo de todas las personas que trabajan aquí lo que ha conseguido que nuestras instalaciones de Zaragoza sean un referente dentro de Teva tanto en productividad como en eficiencia».

En la capital aragonesa se fabrica el 5% de toda la producción mundial de Teva, que cuenta con 56 plantas farmacéuticas en el mundo y 18 plantas de producción de activos. La firma israelí compró Laboratorios Belmac, la filial zaragozana de Bentley, en 2008, y desde entonces ha realizado una fuerte inversión en tecnología y ampliación de las instalaciones de Malpica. El mayor hito en esta década «ha sido la expansión desde solamente un centro de producción con 13.000 metros cuadrados a tener en este momento 42.000 repartidos en tres centros independientes en el polígono de Malpica», señalaron desde la compañía. Ha sido también el elevado ratio de productividad lo que les ha permitido consolidarse y crecer. «Hemos tenido un aumento exponencial de nuestra capacidad productiva, de almacenamiento y de distribución». Aunque todavía resta por aprovechar un 30% de la capacidad instalada en Zaragoza –de 7.800 millones de dosis anuales– la producción se ha quintuplicado al pasar de 1.200 millones de dosis en 2008 a 5.600 millones de dosis en la actualidad: 2.200 millones son cápsulas y 3.400 millones son comprimidos. Y el 86% de lo que se fabrica se exporta, principalmente a Europa y a países de América Latina y Rusia, según las mismas fuentes.

En la planta zaragozana Teva fabrica 29 productos diferentes. Los principales son Atorvastatina y Rosuvastatina (colesterol), Omeprazol, Pantoprazol y Lansoprazol (protectores gástricos), enalapril (antihipertensivo) y paroxetina (antidepresivo).

La fábrica –que se estructura en tres líneas de sólidos o comprimidos, granulados o cápsulas y lineas de acondicionamiento– funciona a tres turnos los siete días de la semana. En septiembre de 2016 se hicieron contrataciones específicas para el fin de semana y se comenzó a producir también sábados y domingos. Hay una doble plantilla que permite que la producción no pare y «se cumpla con el compromiso de servir el producto en menos de 24 horas al 90% de los hospitales y farmacias españolas», recordaron desde la multinacional farmacéutica.

Unos plazos que son posibles gracias a la actividad del centro logístico –no contiguo a la fábrica, sino situado en otra calle de Malpica– que Teva inauguró en 2010 y que está totalmente automatizado. «Dispensa en menos de 24 horas al 90% tanto a los hospitales como a las farmacias españolas. Expide diariamente 1 millón de unidades comerciales a todos los países a los que da servicio: un 33% es para el mercado nacional y el 67% restante se envía al mercado internacional (Europa y Sudamérica)». Y lo hace, destacaron desde la compañía, a través de 2. 000 camiones que entran y salen al año de estas instalaciones en las que se mueven 85.000 palés anualmente.

El sistema informático manda en un almacén logístico que ha de gestionar a contrarreloj 1.600 referencias de medicamentos. «Las naves, de 12.000 metros cuadrados, mantienen una temperatura constante de entre 15º y 25º o entre 2º y 8º, en función de la molécula, para la conservación de los fármacos», explicaron fuentes de la compañía.

La proximidad de algunos proveedores como Cartonajes Barco o Rolabo también ayuda a la eficiencia de esta fábrica propiedad de Teva, cuyos empleados ya en 2011 se involucraron en un proyecto de ‘lean manufacturing’ haciendo posible la mejora continua, la disminución de ineficiencias y la alta productividad que les ha permitido capear el ajuste aplicado por la multinacional. Fuentes de Teva recordaron que desde 2015 «ha incrementado plantilla en más de 50 personas en Zaragoza» y no descartan posibles aumentos de empleo en la única planta que Teva tiene en España.

Etiquetas
Comentarios