Despliega el menú
Economía

La DGA impulsa la salud en las compañías a través de la Red Aragonesa de Empresas Saludables

La consejera Gastón confía en que la iniciativa tenga tan buena acogida como el Plan de RSA, que cuenta con 500 organizaciones adscritas.

Empleados de DKV en Zaragoza realizan una sesión de pilates. Una empresa ejemplo de práctica saludables.
Empleados de DKV en Zaragoza realizan una sesión de pilates. Una empresa ejemplo de práctica saludables.
Guillermo Mestre

Voluntad. Ese es el requisito para que una empresa de la Comunidad forme parte de la nueva Red Aragonesa de Empresas Saludables (RAES), tal y como ha destacado esta mañana la consejera de Economía, Industria y Empleo del Gobierno autómico, Marta Gastón,  en la presentación de dicha red junto a la titular de la Consejería de Sanidad, Pilar Ventura. Una red que se gestiona de forma transversal desde las direcciones generales de Trabajo y Salud Pública y el Instituto Aragonés de Seguridad y Salud Laboral y que tiene como beneficios la mejora de la salud integral y las condiciones de trabajo, el reconocimiento institucional y social, la imagen y prestigio corporativo o el camino hacia la excelencia, entre otros.

“Habrá beneficios en los trabajadores, no en vano trabajar en un entorno laboral saludable revierte en un empleo de calidad. Además de beneficios en las propias empresas ya que queda demostrado que tener una mayor satisfacción redunda en una mayor productividad, un menor absentismo y unos menores costes por enfermedad laboral. Y también beneficia al entorno, a la sociedad”, ha subrayado Gastón, quien confía que esta iniciativa tenga tan buena acogida como el Plan de Responsabilidad Social de Aragón, que hasta la fecha cuenta con cerca de 500 organizaciones adscritas.

Por su parte, Ventura ha resaltado la necesidad de adquirir buenos hábitos de salud de cara a prevenir la enfermedad. “En esta labor tenemos que trabajar todos y las empresas incorporándose como compañías saludables supone cambiar la mirada de trabajar en un entorno saludable y tener como objetivo la salud individual de todos sus trabajadores”, ha afimado.

Para formar parte de la RAES cualquier compañía debe solicitar su adhesión a la Declaración de Luxemburgo y después tendrá que presentar una declaración empresarial en la que se comprometa con la promoción de la salud en el trabajo y compartir experiencias saludables con otras empresas. Asimismo, tendrá que presentar una memoria de las prácticas saludables ya implantadas o en desarrollo, una descripción de su gestión integral preventiva y una declaración de inexistencia de sanciones por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en los dos últimos años.

“A la administración nos van a tener transversalmente a ambos departamentos para acompañarles para asesorales desde un diagnóstico individualizado, en primer lugar, hasta el desarrollo de la planificación y, por supuesto, la consecución de proyectos”, ha destacado Gastón, que ha avanzado que las sociedades públicas aragonesas van a adherirse a la RAES. Además, el Gobierno autonómico pretende que la empresas que formen parte de esta red tengan un sello de distinción al igual que ocurre, por ejemplo, con la RSC.

Asimismo, la consejera de Economía ha hecho hincapié en el tejido empresarial “comprometido” que hay en Aragón. “Lo que queremos es que redunde en la reputación empresarial y no encontramos mejor fórmula que reconociendo toda esta tarea que sin ser obligatoria refuerza no solo la imagen empresarial de todas y cada una de las organizaciones sino del conjunto productivo aragonés”, ha apuntado.

Etiquetas
Comentarios