Despliega el menú
Economía

"Europa no genera ilusión"

Las amenazas a la UE como el ascenso de los populismos, el proteccionismo de Trump y la desafección de la ciudadanía han sido analizados en un foro del Movimiento Europeo en Zaragoza.

Berta Lorente (Cámara de Zaragoza), Aurelio López de Hita (Cepyme Aragón), Miguel Ángel Lucía (Movimiento Europeo) y Daniel Alastuey (UGT Aragón).
Berta Lorente (Cámara de Zaragoza), Aurelio López de Hita (Cepyme Aragón), Miguel Ángel Lucía (Movimiento Europeo) y Daniel Alastuey (UGT Aragón).

La Unión Europea atraviesa uno de sus momentos críticos, con la salida del Reino Unido prevista para el año que viene y el aumento de los populismos y nacionalismos que han llegado a muchos socios comunitarios, sobre todo, los más afectados por la inmigración. La creciente desconexión de los ciudadanos con el proyecto europeo ha quedado reflejada este martes en la baja asistencia al foro debate sobre ‘La Europa del futuro’ organizado por Movimiento Europeo, Cepyme, Cámara y UGT en Zaragoza para recabar la opinión de la ciudadanía. “Europa no genera ilusión”, ha resumido uno de los ponentes, Miguel Ángel Benedicto, miembro de la primera organización, que trata de acercar las instituciones a los ciudadanos. “La idea de Europa no cala con la intensidad que debería”, ha apuntado Aurelio López de Hita, presidente de la patronal Cepyme Aragón y anfitrión del encuentro al que acudieron una veintena de personas. Ha lamentado que esté funcionando el lema de “divide y vencerás” en Europa, que “si no es capaz de mantenerse unida, me temo que el futuro sea bastante complicado”.

“Somos pocos, pero no poco”, ha añadido el secretario general de UGT Aragón al inicio de su intervención. Ha lamentado la “desafección” hacia Europa y ha reconocido que “en España no somos inmunes a ese virus”. Por ello, “cuanto antes lo ataquemos, mejor”. Desde el sindicato, convencido de la necesidad del proyecto europeo, se pide “consolidar el modelo social europeo”.

En este sentido, Juan Cuesta, miembro del Consejo español del Movimiento Europeo, ha confesado que durante la crisis la gente más afectada no ha sentido el “calor” de la UE. “El pilar social europeo está en entredicho”, ya que la unión se olvidó de la palabra “social”. Ahora se empieza a reforzar, para lo que se trabaja en la igualdad de oportunidades y acceso al mercado laboral; condiciones de trabajo justas y protección e inclusión social, ha explicado. Pese a la falta de entusiasmo entre los ciudadanos, “en España seguimos siendo abiertamente europeístas”. Por contra, crece el aumento de los euroescépticos.

Sentimiento europeo

“En Europa hay problemas y hay que mejorarla”, ha añadido Miguel Ángel Lucía, secretario general del Consejo Aragonés del Movimiento Europeo. Para ello hay que comenzar por tener “sentimiento de ciudadanía europea”, que ha dicho que en los jóvenes se da más. En sus charlas en institutos han comprobado que “todos se sienten europeos porque han nacido en Europa, pero no tienen idea de lo que les reporta”.

La vista está puesta ahora en las elecciones europeas que se celebrarán en mayo del año que viene. La coincidencia con las votaciones locales y autonómicas hará que haya más participación, según los expertos pero “lamentablemente no habrá un debate electoral europeo, justamente cuando más los necesitamos”, ha apuntado Cuesta. Las previsiones son que suban los euroescépticos, nacionalistas y populistas.

La cita inmediata para reforzar el proyecto europeo se producirá en diciembre en la cumbre del euro, ha recordado Juan Antonio Falcón, desde el consejo aragonés. Para que la unión económica y monetaria termine de funcionar necesita que se avance en proyectos como la unión bancaria, con el fondo de resolución de entidades en caso de crisis; el seguro de depósitos que proteja a los clientes, un seguro de desempleo europeo y un fondo monetario y un Tesoro europeo. “España es uno de los interesados en que el euro funcione bien”, ha asegurado, por las negativas repercusiones de una vuelta a la moneda nacional y su consiguiente devaluación que podría llegar al 50%. "El centro económico y financiero se está yendo de Europa y el gran mercado del mundo es Asia", ha advertido.

La necesidad de una Europa unida y fuerte ha sido destacada por todos ellos. “Si Europa desapareciera no habría ningún país europeo entre las 15 potencias mundiales”, ha apuntado Cuesta. Las amenazas llegan también por las políticas proteccionistas del presidente estadounidente Donald Trump y sus guerras comerciales abiertas con países como Canadá, México y China están marcando la economía mundial.

El Movimiento Europeo se creó en 1948 para poner las bases de una Europa unida, solidaria y democrática después de dos guerras mundiales, ha explciado Lucía. La organización se fundó en 1998 en Aragón, aunque se “reconstituyó” a finales de 2016. El consejo aragonés está presidido por Juan Alberto Belloch.

Etiquetas
Comentarios