Despliega el menú
Economía

Cerveza de arroz, magdalenas 'cero' azúcar o macarrones de lentejas rojas, innovaciones con sello aragonés

La industria alimentaria aragonesa muestra en Alimentaria sus apuesta por la I+D para conquistar mercados nuevos y más saludables.

La presencia de Aragón en Alimentaria es destacada.
La presencia de Aragón en Alimentaria es destacada.
Ch. G.

El dinamismo de la industria alimentaria aragonesa y su constante apuesta por la innovación y la investigación se deja ver y gustar en Alimentaria, la feria internacional de alimentación y bebidas, que se celebra desde el lunes y hasta el jueves en Barcelona. Ya sea compartiendo espacio expositivo en los dos stands que hasta allí ha desplazado Aragón Alimentos, el instrumento de promoción alimentaria del Gobierno de Aragón, ya sea con un expositor propio, la agroindustria aragonesa saca pecho en este certamen convertido en una gran despensa mundial repleta de nuevas sensaciones no solo para el paladar, sino también para la vista, el olfato e incluso para el cerebro.

Porque en Alimentaria hay que sorprender. Eso es lo que han hecho las firmas aragonesas. De Zaragoza es la cerveza de arroz (y de cebada) que ha provocado largas filas de visitantes en el expositor de Arrocera del Pirineo, una cooperativa de segundo grado que agrupa a más de 90 arroceros aragoneses pertenecientes a las cooperativas Virgen de la Oliva (Ejea de los Caballeros), San José (de Sábada) y Osca (Alcolea del Cinca). Se llama Oryza y la primera versión que se lanzará al mercado será una de “sabor más suave y adaptada al gusto al que está acostumbrado el consumidor”, ha señalado su presidente, José Antonio Marcellán. Habrá otra versión, con el mismo nombre pero “de sabor más intenso” para aquellos paladares cerveceros más exigentes. Sorprende también el expositor del grupo cooperativo Pastores. Tanto, que son muchos los curiosos que hacen un alto en uno de sus laterales no para degustar su apreciado Ternasco de Aragón sino para fotografiarse ante el ‘lujoso escaparate” con el que han presentado en Alimentaria sus curados (jamón y panceta) de cordero, un innovador delicatessen que quieren destinar a los mercados musulmanes de alto poder adquisitivo, para lo que han vestido la calidad de este producto de su marca Agnei Ibérico con una cuidada y elegante presentación en negro y oro.

En Alimentaria, además, no todo es lo que parece. Una buena prueba de ello es la novedad con la que se ha presentado Pastas Romero, la empresa centenaria situada en la localidad zaragozana de Daroca, que junto a sus tradicionales pastas alimenticias ha llevado hasta la feria unos macarrones y espirales que podrían parecer los de siempre pero no lo son. No están hechos de trigo, sino de lenteja roja, de guisante, de quinoa o de bambú y los delata su color. “Es una línea de producto sin gluten, elaborados especialmente para los consumidores celiácos”, señala Pilar Romero, representante de la empresa en la feria catalana.

Y como la alimentación está cada vez más ligada a la salud (o a la falta de la misma), Alimentaria es cada vez más saludable. Si no que se lo pregunten a Buenola, fabricante zaragozano de frutos secos, que ha viajado hasta la ciudad Condal con sus almendras, avellanas, anacardos, pipas de girasol y de calabaza o sus avellanas totalmente ecológicas, “para responder a un mercado creciente que nos lo demandada cada vez con mayor fuerza”. O que se lo pregunten a la propietaria de la empresa Heras, que han lanzado en Alimentaria una gama bio de magdalenas en la que no hay nada de azúcar. “Es una auténtica innovación presentar un dulce cero azúcar y lo que es más importante es que hemos conseguido quitarlo tanto en la harina como en el chocolate”, detallan los responsables de esta empresa especializada en una solo producto, la elaboración de magdalenas, situada en la localidad oscense de Monzón.

El poderío de la industria alimentaria aragonesa no solo sorprende en Alimentaria por el paladar. Lo hace también por sus conquistas (empresariales), como Chocolates Lacasa, en cuyo expositor ha hecho hueco a la empresa francesa adquirida el pasado mes de febrero con la que duplicará su producción y se introducirá en el mercado de las barritas de cereales. Costa Food Group también muestra en Alimentaria sus mas recientes adquisiciones, las firmas catalanas Toni Josep -en la que está realizando una inversión de 25 millones de euros, y Casademont, una marca con la que busca la ‘gourmetización’ de la charcutería. Su primer paso, ‘Fuetis’, unos snack de cerdo que, además de las versiones tradicionales, llegan ahora al mercado con higos, con cabrales y a la pimienta verde. La división cárnica del grupo empresarial Costa se ha estrenado además en este certamen con avanzada tecnología y con las más vanguardistas técnicas de neuromarketing. Así que si pasean por Alimentaria y de repente se topan con un visitante que, con una especie de casco (biosensores) en el cabeza, mira fijamente una pantalla del ordenador mientras ve desfilar una serie de productos cárnicos, ha llegado usted al expositor de este grupo cárnico fragatino, que junto con la empresa aragonesa Bitbrain, está recogiendo las señales electrodérmicas y cardiovasculares y las respuestas cerebrales de los visitantes de la feria ante los diferentes productos de la marca. Una prueba a la que se ha sometido hoy el consejero de Desarrollo Rural, Joaquín Olona, y a la que su cerebro ha respondido (en un ordenador) con “soy de barbacoa”.

Etiquetas
Comentarios