Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

OPEL

Figueruelas cierra un preacuerdo de convenio que garantiza el futuro de la fábrica aragonesa

UGT, CC. OO. y Acumagme apoyan el documento, que hoy se somete a votación de la plantilla. CGT y OSTA no firman por creer que es una declaración de intenciones sin garantías reales. La dirección señala que el pacto de competitividad es el único camino para mantener la planta.

M. Llorente Actualizada 30/01/2018 a las 08:40

Un solo año de congelación frente a los tres que pretendía la empresa, un incremento salarial del 50% del IPC tres años y del 60% el cuarto (2022), frente a la rebaja del 6% planteada inicialmente, y un recorte del 5% frente al 10% que pedía la dirección de Opel en pluses de festivos y nocturnidad son algunos de los avances que consiguió arrancar ayer la representación de los trabajadores a la compañía en una negociación maratoniana que ha mantenido en vilo no solo a los trabajadores de Figueruelas sino a los de la industria auxiliar y a toda la sociedad aragonesa.

UGT y CC. OO. –los sindicatos mayoritarios firmantes del acuerdo junto con Acumagme– destacaron que han peleado hasta el último segundo, máxime cuando el número dos de PSA vino el jueves a Zaragoza a decirle al presidente aragonés, Javier Lambán, y a los sindicatos que o tenían en cuatro días un acuerdo de competitividad o se llevaba el nuevo Corsa a otra planta. Durante esta tensa negociación la dirección llegó a decir que sería una fábrica francesa la destinataria.

"La negociación ha requerido un gran esfuerzo y entendimiento por ambas partes", destacó la dirección, que reiteró que el acuerdo de competividad es el "único camino" para el futuro de la planta. "El comité de empresa se ha estado peleando hasta el último segundo", destacó Sara Martín, la máxima responsable sindical.

"Estamos seguros de que PSA no se iba a retractar. Este no es el convenio que queríamos, pero tampoco es el que quería PSA", manifestó José María Fernando, secretario de la sección sindical de CC. OO. en Figueruelas, convencido de que han hecho todo lo posible en salarios, pluses, pausas y plan industrial. "Sé que es una decisión difícil. La plantilla ha de dar su opinión y confío en que entiendan que le hemos sacado a la empresa todo lo que le podíamos".

"Es un acuerdo que recoge esfuerzos por las dos partes, pero lo más importante es que garantiza el futuro industrial no solo para la planta de Figueruelas sino para el sector del automóvil en Aragón los próximos años", añadió José Carlos Jimeno, secretario de la sección sindical de UGT en Figueruelas. "No es agradable pedirle sacrificios a los trabajadores. Hay que decirles la verdad, nos guste o no, y para tener trabajo hay que hacer pequeños sacrificios". Para la mayoría del comité –UGT, CC. OO. y Acumagme, que ostentan el 78% de la representación–, lo fundamental es que el preacuerdo asegura el plan industrial al incluir el compromiso de que si ante cualquier nueva inversión no se respeta la capacidad instalada de la planta "podría ser solicitada la reapertura automática de las negociaciones del XIV convenio colectivo". El sindicato mayoritario, en el comunicado de anoche, admite que "sin duda supone un esfuerzo para los trabajadores", pero "ratifica la petición de UGT de garantizar, mediante el plan industrial, el futuro de la planta a máximo rendimiento y el empleo".

CC. OO. Aragón, en su comunicado, reconoce "haber limitado los daños tanto como nos ha sido posible en los aspectos más difíciles y que más nos alejan de las plantas de PSA: pluses y pausas. No tenemos motivos de satisfacción, pero sí la conciencia de que no hemos ahorrado ni un esfuerzo y de que es el límite real".

Estos "avances importantes" en pluses, pausas, plan industrial, así como las mejoras introducidas para los niveles 6 y 7 de empleados cualificados –pese a no haber conseguido su integración en convenio– motivaron la firma por parte de Acumagme. "Hemos intentando apurar al máximo la negociación y salvar todos los muebles que podíamos salvar", señaló el representante de este sindicato de cuadros, Javier Lezcano. "Que no vaya a haber una tercera escala salarial ha sido importante".

Plan industrial, de empleo y avances en pluses y pausas han hecho que estos tres sindicatos dieran el sí al preacuerdo. CGT y OSTA se negaron a firmarlo porque, permite la "precarización con los nuevas modalidades de contratos que introduce –los de obra y servicio que remite al convenio del Metal y los de tiempo parcial con un acuerdo del 60% de horas complementarias– y abre la puerta a una jornada irregular que se negociará más adelante". Santiago Arcos, de CGT, rechazó "los recortes, entre ellos, la supresión progresiva del plus de calendarios especiales" mientras que Juan Pardo, de OSTA, denunció la falta de garantías, el aumento de jornada, los recortes y el retroceso en IT".





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo