Despliega el menú
Economía

Bitcoin, "el dinero que fácil se gana, fácil se pierde"

Es difícil saber si en Aragón se invierte en esta divisa virtual al no tener existencia física ni curso legal. Los expertos no la consideran una alternativa a la inversión al tener un carácter “eminentemente especulativo con fuertes fluctuaciones en sus cotizaciones”.

El bitcoin no tiene curso legal y se intercambia en plataformas específicas de internet.
El bitcoin no tiene curso legal y se intercambia en plataformas específicas de internet.

Algunos banqueros, como el vicepresidente del Banco Central Europeo, Vitor Constancio, llama ‘tulipanes’ a las criptomonedas como el bitcoin en recuerdo de la famosa burbuja y el posterior desplome en los Países Bajos en el siglo VII. La ‘fiebre’ por esta moneda virtual, que no tiene existencia física y se intercambia en plataformas específicas de internet, alcanzó el miércoles su mínimo intradía en 9.199 dólares tras desplomarse en torno a un 20% (perdiendo el umbral de los 10.000 dólares). Su valor ha caído alrededor de un 50% desde el pasado mes de diciembre, cuando alcanzó su propio récord situándose cerca de los 20.000 dólares.

Los analistas han achacado estos desplomes a la inquietud ante posibles regulaciones sobre el bitcoin o incluso la prohibición de su comercio en Corea del Sur -donde se ubican algunos de los mayores mercados mundiales de criptomonedas- y en China.

Para el vicepresidente del BCE las criptomonedas no representan una amenaza para las monedas tradicionales, pero sí admite que los precios al alza han elevado de tal manera su capitalización de mercado que “su colapso tendría consecuencias” para la estabilidad del sistema financiero. No obstante, este banquero portugués considera que ese colapso “no sería sistémico”. Vitor Constancio recuerda que el uso de criptomonedas como medio de pago es muy limitado y que tiene lugar principalmente en la economía sumergida y en países cuyas instituciones han colapsado y no funcionan los sistemas monetarios.

Esta misma semana, la Comisión Nacional del Mercado de Valores se sumaba a las advertencias realizadas por el organismo hómologo de Estados Unidos sobre la inversión en criptomonedas como el bitcoin para recordar que esta modalidad “tiene considerablemente menos protección para los inversores que los mercados tradicionales, con los consiguientes mayores riesgos de fraude y manipulación”.

Ciudadanos alertaba el miércoles que las criptomonedas pueden constituir “refugio de cualquier tipo de blanqueo de capitales provenientes de actividades ilícitas” e instaba al Gobierno a exigir información a los contribuyentes de las obligaciones tributarias en sus operaciones con este tipo de capital.

En España no existen datos cuantitativos de las operaciones que se realizan con estas monedas virtuales y algunas informaciones cifran en 200.000 las personas que compran estas monedas al día en el mundo.

Al no tener existencia física ni curso legal, unido a que se intercambia en plataformas específicas de internet, es difícil valorar si se invierte mucho en Aragón. “Ese es precisamente uno de los principales problemas, que queda fuera de la supervisión de los bancos centrales”, señala Pilar Barcelona, directora de Renta 4 Banco en Zaragoza.

Lo que sí han detectado en esta entidad financiera es la expectación que se ha creado en torno a esta moneda virtual. “En general sí que es motivo de conversación en foros económicos y financieros, como lo sería cualquier activo que hubiera alcanzado revalorizaciones tan altas en tan poco tiempo”, indica Barcelona. “Algunos inversores se han interesado atraídos por una ganancia aparentemente fácil, pero que durante esta semana hemos podido comprobar que el dinero que fácil se gana, fácil se pierde, desplomándose a la mitad de su valor desde máximos”, añade la directiva, que augura que el reciente lanzamiento de productos financieros cotizados sobre el bitcoin, futuros y ETFs “hará que un mayor número de inversores a nivel global se interese por la criptomoneda”.

La directora de Renta 4 Banco subraya que ellos recomiendan no invertir en bitcoin porque “no tiene curso legal, tiene un carácter eminentemente especulativo con fuertes fluctuaciones en sus cotizaciones y no es adecuado para inversores que quieran rentabilizar a largo plazo su patrimonio ahorrado poco a poco”. “No la consideramos como alternativa de inversión”, insiste Barcelona, que recuerda que la fiebre por el bitcoin ya ha sido calilficada por muchos “como una burbuja especulativa que podría estallar en cualquier momento”.

Mientras, desde la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros de Aragón (Adicae) comentan que han sido pocas las personas que les han consultado en su sede de Zaragoza por la posibilidad de invertir en esta criptomoneda.

Etiquetas
Comentarios