Despliega el menú
Economía

Antonio Catalán, el empresario que no quiere ganar más a costa de sacrificar al personal

El hotelero navarro critica la reforma laboral, defiende plantillas estables y cree que el empresario debe "generar más y mejor empleo".

El empresario hostelero Antonio Catalán, en una intervención en el Foro Heraldo Economía en Zaragoza.
Antonio Catalán, el empresario que no quiere ganar más a costa de sacrificar al personal
Guillermo Mestre

El presidente de AC Hotels by Marriott, Antonio Catalán, ha

causado todo tipo de reacciones, la mayoría positivas, en las redes sociales tras defender este miércoles que los hoteles cuenten con plantillas estables, y que en cuestiones laborales "no vale todo".  El hotelero navarro sostiene que si hay que "ganar más a base de sacrificar al personal prefiero que ganemos menos".

"Nuestro sector -hotelero- es de personas, no es tecnológico", manifestó Catalán durante su intervención en el Foro Lidera Málaga, organizado por el diario SUR. Los empresarios tienen la responsabilidad de generar "más y mejor empleo", según Catalán, quien recalcó que en su cadena hotelera "todo el mundo es fijo", incluidas las camareras de piso. En este punto, ha criticado la reforma laboral: "no puede ser café para todos" y ha puesto como ejemplo que este servicio se externalice, empeorando las condiciones de estas trabajadoras.

"Nosotros no externalizamos los pisos. No se puede pagar tres o cuatro euros por habitación; aceptar eso supone un deterioro del producto y de la imagen. Los listos de la película siempre son los mismos", dijo, y agregó que el diferencial de AC by Marriot son las personas, siendo clave la formación.

De hecho, indicó que los trabajadores han de estar "bien pagados" y puso como ejemplo el AC by Marriot Málaga Palacio: "tiene cuatro millones de euros de resultados; la gente está feliz, tenemos a gente que no se quiere ni jubilar".

Catalán apuntó que actualmente hay más empleo que en 2011, sin embargo, se paga menos que entonces debido a la reforma laboral: "si este país no chuta es porque los empresarios no generan puestos de trabajo" y aseguró que si él formara parte de la Administración "yo sería mucho más exigente con los hoteles", considerando que tienen que tener más nivel "porque aún seguimos con una normativa de la época de Fraga".

Aludió durante su intervención a la situación en España y al hecho de que el 30 por ciento de los votantes de Podemos sean universitarios: "son antisistema porque no encuentran una salida". "Nuestra responsabilidad es crear puestos de trabajo", remarcó, lamentando que los jóvenes tengan "un fraude mental acojonante" después de acabar la carrera "y estar tres años mandando currículums para hacer prácticas por 600 euros".

Catalán fue muy crítico con la reforma laboral del Gobierno del PP: "hoy puedo despedir pagando 20 días por año y empezar a subcontratar. Es lo que hacen los que explotan a las camareras de piso, y lo digo con todas las letras: explotan".

A su juicio, otra de las peleas del sector hoy por hoy es quién es el cliente, al que ha denominado "el jefe". La cadena tiene 110 millones de tarjetas de fidelización, 1,2 millones de empleados y es la quinta compañía del mundo en ventas por Internet. Según este empresario, en un futuro sólo habrá cuatro grandes cadenas hoteleras.

Dijo que España está en un momento "fantástico", con unos competidores directos "en guerra total y absoluta", en referencia a países como Turquía o Egipto, a los que ha dicho "les queda un rato" de inestabilidad.

También se ha referido Catalán a la comercialización y a la importancia de la internacionalización, aunque sobre esto último ha apuntado que el empresario individual "a no ser que ofrezca algo muy concreto, lo tiene muy complicado".'Brexit' y apartamentos

Respecto a los efectos de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, el denominado 'brexit', se mestra convencido de que los británicos seguirán viajando: "¿Dónde van a ir de vacaciones? ¿Van a dejar de hacerlo porque les cuesta más?".

"No estamos encontrando ningún tipo de problema", dijo, he inclusó informó de que su cadena está mirando la posibilidad de hacerse con algún hotel en Londres, "que es más fácil que antes del 'brexit'".

También aludió a los apartamentos turísticos, que tienen otro perfil de cliente, y que, ha considerado, "tienen que existir". En este sentido ha aludido a que la compañía de su hijo Ignacio Catalán, Toc Hostels, ha visto "una casa en el centro de Málaga donde quiere hacer 350 o 400 camas". "Hay turismo para todo, los apartamentos turísticos no me parecen mal pero es que los hoteleros, tras los agricultores, somos los que más nos quejamos", ha apostillado.

El hotelero navarro, que se ha autodefine como una "mediocridad bien aprovechada", destaca lo que ha supuesto para su cadena la alianza internacional con Marriot: "ha sido fundamental, tenemos 240 hoteles hasta ayer y vamos a entrar en Asia. Cuando voy a Estados Unidos me emociono de ver mi marca en edificios espectaculares".

En este sentido, ha emplazado a creérselo: "puede quien cree que puede". Catalán manifestó que valora especialmente tres cosas en los trabajadores: actitud, ganas de hacerlo bien y capacidad de aprender.

Etiquetas
Comentarios