Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Homenaje a ritmo de jota a un “aragonés universal”

Más de 600 invitados llenaron la sala de la Corona del Edificio Pignatelli para escuchar las propuestas de los empresarios y reconocer la trayectoria de César Alierta, muy arropado por su familia y compañeros.

Una abarrotada sala de la Corona del edificio Pignatelli acogió ayer a los principales empresarios de la Comunidad y a casi todo el Ejecutivo autonómico, que hizo de anfitrión en la sede del Gobierno de Aragón. En los corrillos antes de entrar se vio hablar de forma distendida a algunos de los miembros del Consejo Empresarial CEOE Aragón que se presentó minutos después, como Antonio Cobo, director general de GM España, y Víctor Iglesias, consejero delegado de Ibercaja, con otros miembros de su equipo. Alfonso Soláns (Pikolin), Daniel Rey (Grupo Rey y la Asociación de Empresa Familiar AEFA) y Ángel Adiego (Grupo Lacor) estuvieron también en la lista de invitados marcada por el carácter de alianza entre empresarios y políticos para la mejora de la competitividad de la Comunidad.

César Alierta llegó acompañado de Ricardo Mur, presidente del Consejo que estrenó la patronal aragonesa, seguidos de José Longás, consejero delegado de BSH España; Manuel Teruel, presidente de Cámara de Zaragoza; y Jesús Arnau, del Instituto Aragonés de Fomento (IAF). De este último también acudió su director gerente, Ramón Tejedor.

Alierta estuvo bien arropado por su familia, amigos y compañeros de la operadora de telefonía. No quiso faltar a la cita su sucesor en la presidencia de la multinacional desde el pasado mes de abril, José María Álvarez-Pallete, que se desplazó hasta la capital aragonesa y confesó que en la compañía "hemos aprendido a querer a Aragón porque queremos a César". También le acompañó Federico Tartón, delegado de la operadora en la comunidad aragonesa.

Alierta aprovechó que coincidieron a la entrada para presentar al ahora primer ejecutivo de Telefónica al presidente de Aragón, Javier Lambán, poco antes de entrar en la sala. En ella esperaban ya los cientos de invitados colocados en sillas en todos los rincones del espacio.

La sala estaba ya prácticamente llena cuando llegó José María Marín (Ceste) y Javier Kühnel (Kühnel Estudios Superiores). Se pudo ver en las primeras filas a José María García, director general de la patronal aragonesa; el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, y el delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde. En la lista de autoridades figuraban también los consejeros de Presidencia, Economía, Hacienda, Educación y Vertebración del Territorio, entre otros.

Tras una primera parte del acto marcada por las propuestas que hicieron los empresarios al Ejecutivo autonómico, la segunda guardó alguna sorpresa como la jota cantada por Nacho del Río con Miguel Ángel Tapia al piano. El jotero, vestido con traje y corbata –acorde con el público asistente–, dedicó una letra especial al empresario que iba a recibir poco después el galardón al mejor de Aragón: "Querido César Alierta/gloria de nuestro Aragón/si grande es tu sapiencia/más grande es tu corazón". Este fue uno de los momentos más emocionantes del acto, junto a otro entrañable, la foto del premiado y su familia tras la entrega del galardón.

El presidente de Ibercaja, Amado Franco, fue uno de los que se dirigió de forma más cercana a César Alierta, del que dijo que es un "aragonés universal", de esos que "de vez en cuando alumbra esta tierra".

Fernando de Yarza, vicepresidente de Grupo Heraldo, terminó su discurso, el más personal, fundido en un abrazo con el premiado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión