Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Un baño de realidad... incluso virtual

La Feria Internacional de Maquinaria Agricola permite comprobar el nivel tecnológico del sector. Incluso permite ponerse al volante del tractor sin tener que subir al vehículo.

Unos visitantes observan de cerca las características de una de las máquinas expuestas.
Unos visitantes observan de cerca las características de una de las máquinas expuestas.
Oliver Duch

Para un lego en la materia, la Feria Internacional (y profesional) de Maquinaria Agrícola (FIMA) que se celebra hasta el sábado en Zaragoza es todo un espectáculo, y no solo visual. Pero es también un baño de realidad, el de un sector primario que poco tiene que ver con el imaginario colectivo y que se muestra sin complejos y con orgullo a lo largo y ancho de los once pabellones del recinto ferial como el sector altamente tecnificado e innovador que es. Porque FIMA es, sobre todo, tecnología. Dentro y fuera de toda esa pequeña o inmensa maquinaria que recorre los 1.357 expositores que se exhiben en el certamen.

Hay incluso tecnologías para que ponerse al volante del tractor sin tener que subirse al vehículo. Es lo que ofrece Agronet, una consultora tecnológica con quince años de experiencia que ha llevado a FIMA la realidad virtual. Solo con calzarse unas gafas y unos auriculares, el agricultor o ganadero se encuentra de inmediato en el centro de operaciones del tractor, desde donde puede comprobar cómo funciona, cómo trabaja, cuál es su potencia, incluso su comodidad. Es una aplicación, desarrollada en colaboración con New Holland, que llegará a los concesionarios en los próximos meses, con la que el cliente puede conocer por dentro y por fuera el vehículo que le interesa sin que este se encuentre físicamente en el establecimiento.

Hay novedades que dan comodidad. Hay asientos "de lujo", con suspensión neumática, activa, o que giran 360 grados. Y los hay que cuentan con una capa de carbono activo que absorbe la transpiración del conductor y la almacena hasta que el agricultor deja libre el asiento, momento en el que el carbono activo devuelve al ambiente la humedad. Y, por supuesto, hay innovaciones muy avanzadas, sobre todo para reducir las emisiones del motor o para mejorar los costes. Esto es lo que consigue la encintadora de doble bobina, de Kuhn Ibérica en Huesca, con la que puede envolverse más alfalfa en menos tiempo y con menos plástico y evitar la fermentación del forraje para dar al ganado un alimento de mayor calidad.

A paso lento

No solo la maquinaria está siendo la protagonista de esta 39 edición de FIMA. La afluencia de público también está sorprendiendo a propios y extraños. Lo dicen los expositores y los visitantes, que aseguran que nunca antes en la historia del certamen habían visto "tanta gente" en todo momento y desde el primer día.

Eso ha provocado que la llegada al recinto ferial tenga que hacerse a paso lento y con paciencia, la que exige soportar los atascos que se forman a primera hora de la mañana. Después y con los parquin habilitados por la feria totalmente abarrotados, hay que tener ingenio para aparcar donde se pueda, lo que obliga, en ocasiones, a hacer una pequeña excursión hasta llegar a las puertas del recinto. Por eso, para dar fluidez al tráfico, los responsables de Feria ya han previsto un plan, que pondrán hoy en marcha, para habilitar, con el supervisión de la Guardia Civil y durante unas horas, cuatro carriles (los dos de entrada y los dos de salida) de acceso al recinto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión