Despliega el menú
Economía

BSH amplía su centro de tecnología y eleva a 23 millones su inversión en innovación en 2015

La multinacional alemana necesita contratar a veinte ingenieros informáticos en tres años para su nuevo centro de competencia de software en Montañana.

Dos investigadores, en el centro de tecnología de inducción de BSH ubicado junto a la planta de Montañana.
Dos investigadores, en el centro de tecnología de inducción de BSH ubicado junto a la planta de Montañana.

Montañana ya está fabricando la sexta generación de placas de inducción de BSH. Cuando lanzó este producto hace 25 años, su centro de tecnología de inducción consistía en un pequeño laboratorio en el que trabajaban seis ingenieros. Hoy ocupa un edificio entero, que se ha recrecido el último año pasando de cuatro a seis plantas, y son ya cien los investigadores que trabajan en él. Es la apuesta decidida por I+D de la multinacional alemana, que ha incrementado un 20% la inversión en España en innovación respecto al año pasado pasando de 19 millones a casi 23 millones este año lo que ha hecho posible esta ampliación.

Y no solo eso. BSH España ha creado también un centro de competencia de software para ‘user interfaces’, cuya función será desarrollar tecnologías para mejorar la interacción y conectividad entre el usuario y la placa de inducción. Y en tercer lugar, ha consolidado el centro de tecnología corporativa en Zaragoza donde bastantes investigadores más, en colaboración con universidades y centros tecnológicos a nivel nacional e internacional, trabajan en materiales nuevos, mejora de superficies o tecnología de los alimentos para poder aplicarlos a toda la gama de productos y procesos industriales de la compañía. Es decir, que el centro de I+D de Montañana, que reúne tres en uno, se ha convertido en uno de los cerebros fundamentales de la firma para innovar tanto en placas de inducción como hornos, lavadoras, etc.Mayor contratación en TIC

Esta apuesta de casi 23 millones en innovación en 2015 implica no solo invertir en mejores laboratorios para trabajar sino en más equipo humano. Así, el centro de tecnología de inducción y nuevo centro de competencia de software va a requerir en los próximos tres años contratar a unas veinte personas cualificadas en ingeniería informática, que desarrollarán desde Zaragoza para todo el mundo –en colaboración con otros centros de desarrollo de BSH ubicados en Alemania– nuevos interfaces de usuarios de placas de cocción, displays TFT y sensores de nueva generación. Además, trabajarán en su conectividad con dispositivos móviles que permitan la supervisión y control asistido de los electrodomésticos. Estos veinte ingenieros informáticos a contratar y formar recibirán un programa personalizado en tecnología de producto, programación de controladores y conectividad y metodologías de desarrollo ágil (Scrum).Líderes en patentes

Que la innovación está en los genes de BSH lo demuestra la potente inversión que realizan año tras año y también que por tercer año consecutivo, la compañía lidere la solicitudes de patentes en nuestro país (en 2014 fueron 100), según la memoria de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

Además de haber hecho mas grande el centro de tecnología de inducción en Montañana, BSH España también ha ampliado la superficie de la fábrica contigua incorporando el espacio de las antiguas naves de Fuyma y renovando sus instalaciones para separar las líneas de fabricación de hornos y las de placas. La reorganización de líneas, junto a la actualización de instalaciones, que todavía se está ultimando, permitirá que "las seis líneas de montaje de placas de inducción ocupen un espacio independiente de 5.500 metros cuadrados de superficie donde se estima se fabricarán más de un millón de placas de inducción al año", señalaron fuentes de la compañía.

Es esta la cifra aproximada que ya se está fabricando actualmente aunque la intención al aumentar la capacidad productiva es hacer todavía más. De momento, la compañía no se atreve a concretar cuántas se producirán con la nueva capacidad instalada ya que eso lo tendrá que decir la demanda del mercado. No obstante, fueron las buenas expectativas del producto lo que hizo que a mediados de 2014 BSH se decidiera a recrecer en altura el edificio de I+D de dichas placas y a ampliar más líneas para fabricarlas.

Etiquetas
Comentarios