Despliega el menú
Economía

Lupulus multiplica por seis su producción con una fábrica propia de cerveza artesana

Con estas instalaciones, situadas en Caspe y con capacidad para 6.000 litros al mes, la firma se lanza a la exportación.

?La ingesta moderada de cerveza podría no afectar al rendimiento deportivo.
Lupulus multiplica por seis su producción con una fábrica propia de cerveza artesana
HA

Cervezas Artesanas Lupulus ya tiene fábrica propia. Está situada en la localidad zaragozana de Caspe y cuenta con una capacidad de producción de 1.000 litros por lote y 6.000 litros al mes. Esta cifra supone multiplicar por seis la producción con la que contaba actualmente esta empresa, que se hizo realidad en 2006 cuando el joven zaragozano Sergio Ruiz decidió convertir en negocio una pasión que descubrió trabajando, mientras estudiaba un doctorado en Químicas en el Reino Unido, en pequeñas cerveceras inglesas que elaboraban la bebida de forma artesana.

Hasta ahora, Lupulus Cervezas Artesanas producía sus cervezas –bajo la marca Populus– en fábricas externas, donde elaboraban unos 1.000 litros al mes. "Tener mi propia cervecera era un sueño que tenía desde el principio, pero no me gusta correr, por lo que he esperado hasta encontrar un socio con el que llevar adelante el proyecto y hasta contar con la experiencia necesaria para abrir mi propia cervecera con garantías", señala Ruiz. Con fábrica propia, Lupulus podrá elaborar ahora mensualmente unas 9.000 botellas y 100 barriles (de 30 litros) de cerveza.

Más competitivos

Las nuevas instalaciones no solo permitirán una mayor producción, sino también una optimización de costes. "Ahora somos más competitivos, porque con nuestra propia fábrica podemos ajustar más los gastos", señala este emprendedor, que explica que, como él había hecho hasta ahora, también sus instalaciones podrán ser utilizadas por otros pequeños y artesanos elaboradores que no pueden asumir la inversión necesaria para disponer de un centro de producción propio.

Las nuevas instalaciones, en la que Sergio Ruiz y su socio David Laguarda han invertido 100.000 euros, llevarán el nombre de Populus (como su marca) y en ellas sus responsables tienen previsto elaborar una gama base de cervezas (rubia de trigo, rubia suave, tostada de diez maltas) a la que irán añadiendo ediciones limitadas y temporales de otras elaboraciones ajustadas a los gustos y demandas de los consumidores.

Su objetivo principal es convertirse en el referente del sector en el mercado aragonés, pero sin descuidar la comercialización en el resto de España, donde también se han hecho hueco. Y ya están pensando en lanzarse a la conquista de los mercados exteriores. "Hemos comenzado a entablar contactos con distribuidores", señala Ruiz, que señala a Estados Unidos, los países nórdicos, Italia o Japón como potenciales clientes, aunque reconoce que es una aventura "complicada y exigente" que solo logran culminar las marcas de mayor calidad. "Nuestra ventaja es que como llego 10 años en el sector, conozco a importadores de otros países que pueden abrirnos puertas en nuestro sueño exportador", señala.

Importadores

Lupulus mantendrá también las otras dos líneas de actividad con las que nació la empresa. Y es que Ruiz puso en marcha Lupulus en 2006 con el afán de difundir la cultura de la cerveza artesana. Para conseguirlo, comenzó a organizar cursos, catas, viajes temáticos... e incluso a vender por internet herramientas y materias primas (maltas y lupulos) con las que cualquier cliente puede elaborar su propia cerveza en casa. Actividades que la firma completó además con la "microdistribución", es decir, importando al mercado aragonés y español cerveza artesana producida tanto en el país como en el resto de Europa.

Etiquetas
Comentarios