Despliega el menú
Economía

El registro de certificación energética de Aragón recibe casi 20.000 solicitudes de inscripción

En las viviendas de la Comunidad predominan las calificaciones E y G, dos de las más bajas.

Un experto toma imágenes termográficas de una vivienda
Un experto toma imágenes termográficas de una vivienda
HA

El registro de certificación energética de Aragón ha recibido un total de 19.843 solicitudes de inscripción en los siete meses de vigencia de la norma (Decreto 46/2014, de 1 de abril, del Gobierno aragonés, por el que se regulan actuaciones en materia de certificación de eficiencia energética de edificios y se crea su registro).

Todas las solicitudes cuentan con un código provisional de registro y corresponden en un 86% a la provincia de Zaragoza, en un 10% a la de Huesca y en un 4% a la de Teruel.

De estas peticiones, 5.787 ya se han resuelto favorablemente y han quedado inscritas definitivamente en el registro. Para ello, los servicios técnicos de la Dirección General de Energía y Minas comprueban que se ha seguido el procedimiento correctamente y que la documentación aportada es la necesaria.

De los 5.787 certificados inscritos, el 74,6% corresponde a alquileres, el 24% a ventas, el 0,8% a edificios públicos y el 0,6% a nuevas construcciones. El 99,4% es relativo a edificios existentes, mientras que solo el 0,6 se debe a construcciones nuevas. La mayor parte de ellas, el 84%, son de pisos.

En cuanto a la escala de la calificación energética, atendiendo al consumo de energía (kWh/m2 año), el 55,53% corresponde a la letra E; el 18% a la G; el 10% a la F; el 12% a la D; el 4% a la C; el 0,4% a la B y solo el 0,07% a la A.

Por otra parte, atendiendo a las emisiones (kilos CO2/m2 año): el 52,2% corresponde a la letra E; el 17% a la G; el 14% a la D; el 11,2% a la F; el 5% a la C; el 0,4% a la B y solo el 0,2% a la A, ha detallado el Ejecutivo autonómico.

Como sucede en el resto de España, predominan las letras E y G. El 99,4% de inscritos corresponde a edificios existentes, se trata en su mayoría de estructuras construidas antes del año 2006 con arreglo a la Norma NBE-CT-79, normativa en la que únicamente se hacía hincapié en el aislamiento.

Los construidos a partir de 2006 lo están bajo la norma actual del Código Técnico de la Edificación, cuyo cumplimiento garantiza al menos la letra E.

En cuanto a los técnicos competentes que firman los certificados, el 31% son arquitectos técnicos, el 28% ingenieros técnicos, el 23% arquitectos y el 17% ingenieros industriales. El programa informático más utilizado es el CE3X.

Etiquetas