Aliaga visita la fábrica de la multinacional Schindler

Planta en la que se desarrollan modernos procesos de producción de ascensores.

Aliaga visita la multinacional Schindler
Aliaga visita la fábrica de la multinacional Schindler
HA

El consejero aragonés de Industria e Innovación, Arturo Aliaga, ha visitado el complejo industrial de Schindler en Zaragoza, una de las plantas de producción más importantes de este grupo en todo el mundo en la que tienen lugar los más modernos procesos de producción de ascensores.

Aliaga ha estado acompañado por responsables de la firma entre los que estaban el director general de Schindler Iberia, Carlos Guembe, y el director de la planta zaragozana, Ángel García, ha informado el Gobierno aragonés.

Dentro de este centro de producción, el consejero ha conocido la zona dedicada a la fabricación de la máquina FMM200, una nueva gama de producto destinado al mercado americano que constituye el siguiente paso en la modernización de ascensores de mediana altura.

Este paquete modular reemplaza las antiguas máquinas con engranajes por otras nuevas sin ellos, obteniendo significativos beneficios, como la optimización del diseño para el ahorro de espacio, el uso de energía de forma más eficiente o la facilidad de instalación en una sala de máquinas existente, han agregado las mismas fuentes.

El consejero ha valorado la actividad que Schindler realiza en Aragón y ha puesto de relieve el peso industrial de esta comunidad autónoma que crece año tras año gracias a la confianza de empresas como la multinacional suiza y que actualmente se acerca al 21 por ciento del PIB regional, frente a la media del 15,9 por ciento de España.

En Aragón, los sectores industrial y energético representan el 16,7 % del total del empleo, frente al 12,8 % de España.

La planta de Schindler está especializada en la fabricación de componentes de seguridad como limitadores de velocidad o paracaídas, así como cabinas especiales y máquinas de tracción.

Estos sistemas incorporarán la más alta tecnología, lo que sitúa a Schindler, una vez más, a la cabeza de la innovación dentro del sector del transporte vertical.

Cabe destacar que estos componentes se destinan a equipar tanto instalaciones de nueva construcción como a la modernización de sistemas ya existentes no sólo en España, sino en toda Europa.

Prácticamente todas las instalaciones Schindler en el mundo entero llevan algún componente fabricado en Zaragoza.

Esta fábrica, que se levanta sobre una parcela de 47.000 metros cuadrados de superficie, cuenta con una nave de 16.500 metros cuadrados y unas oficinas de 5.500 metros cuadrados en las que trabajan más de 400 empleados.

En las instalaciones de Zaragoza, la multinacional suiza dispone también de un Centro de Formación y Montaje, así como importantes divisiones de innovación y desarrollo.

Fundado en Suiza en 1874, en el Grupo Schindler, uno de los líderes mundiales en el sector de ascensores, escaleras mecánicas y otros servicios relacionados con el transporte vertical, trabajan más de 48.000 empleados en más de 100 países.