Despliega el menú
Economía

La Fed baraja otra reducción del estímulo apoyada en el empleo y la inflación

Baraja una reducción del programa de compra mensual en bonos.

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos comenzó este martes una nueva reunión de su Comité del Mercado Abierto, con la posibilidad de plantearse un horizonte más lejano con tipos cercanos a cero y una reducción del programa de compra mensual de bonos en otros 10.000 millones.

La reunión finalizará el miércoles con la segunda rueda de prensa de la nueva presidenta del banco central estadounidense, Janet Yellen, que ha abogado por ser más transparente a la hora de comunicar los planes en política monetaria.

Entre las preguntas a despejar estará si la Reserva Federal considera que se dan las condiciones para reducir más el programa de estímulo a través de la compra de bonos, destinado a mantener bajo el precio del dinero, y no pensar en elevar los tipos de interés cercanos a cero hasta dentro de un año.

Se espera que en esta reunión la Fed anuncie una nueva reducción del programa de compra de bonos en 10.000 millones de dólares mensuales, que pasaría a los 35.000 millones al mes y podría acabar por desaparecer después del verano.

Los expertos estarán pendientes de los indicios de que la Fed mantendrá su plan de iniciar una subida de tipos de interés a partir de mediados de 2015, lo que supone un complejo ejercicio de precisión debido a que los datos de crecimiento del producto interior bruto (PIB) siguen siendo débiles.

A finales del mes pasado, el Gobierno estadounidense anunció que el PIB en el primer trimestre se había contraído un 1 % en tasa anualizada debido a los efectos del mal tiempo, lo que lastrará el dato final de 2014, un año que Estados Unidos esperaba cerrar con un crecimiento económico de alrededor de un 3 %.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó sus previsiones de crecimiento para la economía estadounidense este año y considera que el avance del PIB no pasará del 2 %, mientras que cree que la reducción del desempleo refleja aún un mercado laboral debilitado por la crisis, que ha llevado a muchos a dejar de buscar trabajo.

La tasa de desempleo se encuentra en el 6,3 %, lo que permite prever que el año cierre cerca del 6 %, algo que podría justificar la moderación de la política monetaria acomodaticia que inició el anterior presidente de la Fed, Ben Bernanke, a finales de 2008 para responder a la crisis hipotecaria y amortiguar la recesión.

El inicio de la reunión del Comité del Mercado Abierto de la Fed se produce el mismo día en que se ha sabido que el índice de precios al consumo (IPC) superó en mayo por primera vez desde octubre de 2012 la barrera del 2 %.

La inflación sigue muy próxima aún al objetivos anual del 2 % que se ha marcado la Fed, una señal de la debilidad de la recuperación económica estadounidense y un dato que podría frenar subidas de tipos en el futuro.

Yellen también presentará este miércoles sus pronósticos trimestrales sobre desempleo, inflación y crecimiento económico, un informe vigilado al detalle por los expertos, que esperan que 2015 finalice con unos tipos de interés básicos alrededor del 1 %.

Esas subidas marcarían el fin de siete años de estímulo monetario inédito que han afectado al valor del dólar, de las materias primas y han provocado críticas desde las economías emergentes.

Esta nueva reunión viene con cambios en la composición de los miembros del comité, con la llegada del nuevo vicepresidente de la Fed, Stanley Fischer (exgobernador del Banco Central de Israel), y con la llegada de dos nuevos miembros de la Junta de Gobernadores, Lael Brainard y Jerome Powell.

Brainard y Fischer son vistos como gobernadores más propensos a fomentar el crecimiento económico, por lo que podrían inclinarse por seguir manteniendo la política de tipos cercanos a cero como medio para fomentar el crédito y la inversión.

Etiquetas