Despliega el menú
Economía

Deuda pública

Medio centenar de municipios tienen una deuda de más de 1.000 euros por habitante

Varias localidades de la comunidad están entre las más endeudadas de España en relación con su población. Pleitas, en Zaragoza, y Palo, en Huesca, están entre las 10 con mayor proporción del país, con más de 5.000 euros por vecino.

Una imagen de Ciudad Zaragoza Golf, urbanización inacabada en La Muela
Medio centenar de municipios tienen una deuda de más de 1.000 euros por habitante
ARCHIVO

Si los habitantes de Pleitas, un pequeño municipio de Zaragoza de solo 52 habitantes, o los de la localidad oscense de Palo -30 habitantes- quisieran saldar la deuda de sus ayuntamientos, tendrían que poner más de 5.000 euros por cabeza. Ambos están entre los diez municipios españoles con más deuda en relación con su población, una clasificación que lidera Monasterio de la Sierra (Burgos), donde cada vecino debería poner más de 8.500 euros para saldar el déficit de su consistorio, según los datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Además de estos dos pequeños pueblos, otras cuatro localidades aragonesas -Fuendetodos, Santaliestra y San Quílez, Belmonte de San José y Panticosa- necesitarían más de 3.000 euros por habitante para saldar su deuda, los vecinos de 17 municipios tendrían que poner más de 2.000 y hasta 53 localidades requerirían más de 1.000 euros por persona. Aunque la mayoría de los que acumulan un mayor déficit por habitante son pequeños pueblos, casi todos de menos de un millar de habitantes, entre los más endeudados -siempre en términos relativos- se encuentra alguno de mayor tamaño, como La Muela, donde cada uno de sus más de 5.000 habitantes tendría que poner 2.540 euros. En total, la localidad zaragozana tenía una deuda viva de 12,8 millones de euros al término de 2012, según Hacienda.

Con deudas de más de 1.000 euros de deuda por habitante también se encuentran dos capitales de provincia. Zaragoza, la cuarta ciudad de España más endeudada -según los últimos datos de este Ministerio, asciende a 882 millones de euros-, tan solo por detrás de Madrid (7.429 millones), Barcelona (1.178) y Valencia (975 millones), roza los 1.300 euros por ciudadano, mientras que Teruel se queda en 1.118. Muy por debajo se encuentra Huesca, con solo 300 euros de deuda viva por habitante.

Más de 1.000 millones en todo Aragón

En total, la deuda de los ayuntamientos aragoneses asciende a 1.184 millones de euros, de los que más de 1.000 millones corresponden a la provincia de Zaragoza – casi el 90% de la cantidad es de la capital-, 102 millones a la de Huesca y 77 a los consistorios turolenses. “Lo más importante a la hora de evaluar la importancia del endeudamiento de una localidad, igual que de un país, no es solo el número de habitantes, sino la capacidad del municipio para generar ingresos”, asegura Jorge Bielsa, profesor del departamento de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza: “Es normal, e incluso necesario para realizar determinadas inversiones, que un ayuntamiento tenga deuda, lo importante es que sea proporcional al dinero que puede obtener”.

Sin embargo, según Bielsa, sí que hay muchas localidades en las que su deuda ya es imposible de asumir por el propio ayuntamiento, por lo que “ya dependen de una inyección económica desde administraciones superiores”. Una situación más común en los pueblos pequeños que apenas tienen capacidad para generar ingresos. “Muchos municipios también han sido víctimas de la burbuja inmobiliaria y se habían endeudado en base a unas previsiones basadas en recalificaciones o ingresos que no eran realistas. Luego se han encontrado con que los ingresos no eran reales, pero la deuda sí”, explica el profesor de la Universidad de Zaragoza.

Municipios sin deuda

Alrededor de 300 municipios aragoneses se encuentran en la situación contraria y a finales de 2012 no tenían deuda, según los datos del Ministerio de Hacienda. “Hay gente que se cree que la deuda pública es mala a partir de un euro, pero no tiene por qué ser así. El sector público tiene muchas inversiones que solo pueden pagarse con deuda”, asegura Jorge Bielsa.

Etiquetas