Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Vivienda

Rehabilitan diez viviendas para familias sin recursos

Las obras de acondicionamiento de los pisos las realizarán seis personas que participan en un programa de Empleo de Inserción.

La Obra Social de Caja Inmaculada subvencionará las obras de rehabilitación de diez viviendas de la bolsa de alquiler social de la Fundación Federico Ozanam para que puedan ser utilizadas por familias desfavorecidas de Zaragoza.

Las obras de acondicionamiento de los pisos, que actualmente se encuentran desocupados, las realizarán, además, seis personas que participan en un programa de Empleo de Inserción de la fundación, destinado a grupos en riesgo de exclusión social. La Obra Social de CAI aportará a este proyecto 26.000 euros.

El objetivo del acuerdo entre las dos instituciones es doble, según han indicado desde Caja Inmaculada. Por un lado, poner al alcance de las familias más necesitadas de la ciudad un hogar que reúna las adecuadas condiciones de habitabilidad; y por otro, facilitar trabajo de carácter temporal, habilidades y experiencia laboral a personas que precisan adquirir una cualificación profesional como peones de la construcción.

De hecho, el programa forma parte del itinerario que los Servicios Sociales de la fundación desarrollan con personas y familias desfavorecidas.

Esta iniciativa refuerza la colaboración que mantienen Caja Inmaculada y Ozanam para dar alojamiento y favorecer el empleo de personas sin recursos económicos y con dificultades para acceder al mercado de trabajo. Desde octubre de 2008, la fundación gestiona la residencia y el Centro de Formación Ocupacional de la Granja Escuela CAI Torrevirreina del barrio de Movera (Zaragoza), perteneciente a la Obra Social de la entidad.

La residencia ofrece alojamiento temporal con pensión completa y bajo coste a personas que están trabajando en una situación muy precaria o se encuentran en proceso de inserción laboral y búsqueda de empleo, cuyos recursos económicos son insuficientes para acceder a una vivienda digna y atender algunas necesidades básicas. 

El alojamiento es temporal hasta que los beneficiarios están en condiciones de encontrar una vivienda definitiva por medio de los recursos normalizados. La residencia comenzó su actividad en febrero de 2011 y hasta ahora ha dado alojamiento a 30 personas. 

El Centro de Formación Ocupacional dispone de aulas para formación, sala de informática y talleres de carpintería, albañilería, fontanería, electricidad y horticultura. En 2012, impartió 8.520 horas de formación a 124 personas sin recursos económicos, dentro de los programas promovidos por Ozanam, IASS e INAEM. 

Etiquetas