Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Unión bancaria

Los líderes de la UE, aliviados por el acuerdo sobre el supervisor y sobre Grecia

La canciller de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Francia, François Hollande, coincidieron con su homólogo griego, Andonis Samarás, en señalar que se trata de una recompensa por los "grandes esfuerzos" hechos por Grecia.

Los líderes europeos se mostraron satisfechos y aliviados tras haber logrado en el mismo día dos acuerdos importantes para la estabilidad de la eurozona: el supervisor bancario y el pago de la ayuda a Grecia. La canciller de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Francia, François Hollande, coincidieron con su homólogo griego, Andonis Samarás, en señalar que se trata de una recompensa por los "grandes esfuerzos" hechos por Grecia.

"Saludamos que Grecia reciba ahora el tramo de ayuda, el país ha hecho grandes esfuerzos", dijo Merkel al llegar a la reunión de los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea que se celebra hoy y mañana en Bruselas.

"Estoy muy satisfecho (con el acuerdo). Es un gran éxito para Grecia y Europa, y un gran reto para todo el mundo de ahora en adelante", afirmó Samarás, a la espera ya de que en los próximos días llegue la primera parte de la ayuda europea, 34.300 millones de euros de un total de 49.100 millones. El resto llegará entre enero y marzo.

Hollande, por su parte, afirmó que "es un buen día para Europa; desde el Consejo Europeo de junio hemos avanzado y resuelto asuntos importantes, como la cuestión de Grecia, pendiente desde hace varios meses, o la unión bancaria".

"Hemos logrado un acuerdo sobre todo lo que creó la crisis, como las dudas sobre la zona euro y países concretos como Grecia, los bancos que habían causado desórdenes (...) y los presupuestos nacionales, y sobre los modos de intervención del Banco Central Europeo (BCE)", dijo Hollande en alusión a todas las medidas tomadas por la UE en los últimos seis meses.

Destacó que tras estos avances "es necesario amplificar el pacto del crecimiento" y "mejorar la coordinación de las políticas económicas nacionales". Los líderes destacaron también el acuerdo alcanzado por los ministros de Economía y de Finanzas sobre la base legal que les permita establecer un supervisor bancario en 2014. 

"Es una buena señal y un gran paso hacia más confianza y más fiabilidad en la eurozona", recalcó Merkel. "Hemos tenido un año intenso en trabajo pero también grandes progresos. Tenemos el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y la consolidación fiscal con el pacto fiscal... todavía queda mucho trabajo, y no en menor medida, para establecer hasta 2014 el supervisor bancario, pero también para fomentar la competitividad a través de una mayor coordinación económica", señaló. 

Hollande afirmó, además, que el acuerdo sobre el supervisor bancario único "impedirá que haya otras crisis como la que hemos conocido" y permitirá "controlar las actividades especulativas".

El primer ministro de Luxemburgo y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, consideró que ésta "ha sido una semana de las decisiones concretas" de dos acuerdos sobre los que muchos dudaron que la UE fuera capaz de lograrlos.

El primer ministro británico, David Cameron, afirmó al respecto que "la UE y la zona del euro necesitan una unión bancaria, pero el Reino Unido no formará parte y por tanto protegemos adecuadamente nuestro interés en el mercado único". "Reino Unido no está en el euro y no lo va a estar, no formaremos parte de esa integración (de la zona euroro), pero estos cambios nos dan la oportunidades para plantear las cosas que queremos en Europa, un mejor trato para Reino Unido", destacó. 

El presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, por su parte, se mostró igualmente satisfecho por el consenso logrado en torno al marco legal para el supervisor bancario. "Todavía hará falta trabajo de precisión, pero es un paso en la dirección adecuada. También me alegra que el rescate de Grecia esté asegurado" ahora, señaló el político alemán.

Unión bancaria

Se mostró más pesimista sobre la hoja de ruta que los Veintisiete pretenden aprobar sobre la futura unión bancaria, presupuestaria, económica y política, al afirmar que tiene la sensación de que "se aplazará mucho" para más tarde.

La primera ministra de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt, opinó que hoy "es un buen día para Europa, en el que hemos acordado unánimemente cómo avanzar en la unión bancaria. Es bueno para los clientes de los bancos en toda Europa".

El primer ministro finlandés, Jyrki Katainen, afirmó que es "muy bueno" que se haya disipado la idea de que se buscaba realizar "grandes reformas" de manera inmediata, algo que "ha quedado claro que no va a pasar justo ahora".

El primer ministro belga, Elio Di Rupo, consideró que la UE "avanza en la buena dirección, con la supervisión bancaria común", al tiempo que subrayó que hay que ir hacia una verdadera unión económica y monetaria, garantizando que se aplica el dialogo social en cada país y que haya objetivos, pero dejando a los países los medios para conseguirlos. 

Etiquetas