Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Consejo de Ministros

Los pensionistas perderán poder adquisitivo

Los pensionistas que cobren menos de 1.000 euros mensuales se les aumentará la prestación un 2% a partir de enero de 2013.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado este viernes que el Ejecutivo no compensará a los pensionistas por la desviación del IPC en 2012, una vez conocido el dato adelantado de noviembre que lo sitúa en el 2,9%.

No obstante, la vicepresidenta ha anunciado que a los pensionistas que cobren menos de 1.000 euros mensuales se les aumentará la prestación un 2 % a partir de enero de 2013, frente al 1 % que subirán las pensiones del resto, de acuerdo con lo establecido en los Presupuestos Generales del Estado del año que viene.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha explicado que esta medida beneficiará a 6,6 millones de pensionistas, que suponen el 70 % del total, y ha cifrado su coste en 1.513 millones de euros.

Báñez ha dicho que ha sido "muy difícil" la decisión de no actualizar la subida de las pensiones en 2012 conforme a la inflación y ha dicho ser consciente del esfuerzo que se pide a los jubilados, pero ha puesto por delante el objetivo de reducción el déficit público.

Dicha actualización habría tenido un coste para el Estado de 3.800 millones, unos números que no cuadran con la situación de crisis del país y el proceso de consolidación fiscal en el que está inmerso el Ejecutivo.

La ministra ha asegurado que con esta decisión se contribuye a garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones a futuro.

Báñez ha reconocido que los pensionistas son la "columna vertebral" de muchas familias en estos momentos de crisis, pero ha insistido en que "la prioridad del país" es cumplir con el compromiso de déficit para salir de la crisis y poder volver a crecer y crear empleo.

Además, ha recordado que las pensiones constituyen la única partida presupuestaria que sube en 2013, junto con los intereses asociados a la deuda pública.

Etiquetas