Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Banco Central Europeo

Asmussen tacha de "inaceptables" las dudas de los mercados sobre el futuro del euro

Las palabras del ejecutivo alemán del BCE llegan dos días antes de la crucial reunión donde se espera que Draghi detalle la estrategia de la institución para garantizar la sostenibilidad de la deuda soberana de la eurozona.

El representante alemán en el comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), Jörg Asmussen, ha calificado como "inaceptables" las dudas de los mercados respecto al futuro del euro y la posibilidad de una fractura de la Unión Monetaria, lo que se traduce en que empresas de países como España se enfrenten a costes de financiación significativamente más altos que los de sus homólogas alemanas.

"Las primas de riesgo de los bonos soberanos no reflejan únicamente el riesgo individualizado de insolvencia de los estados, sino un riesgo de tipo de cambio (...) Los mercados descuentan la ruptura de la eurozona", ha expuesto Asmussen durante su intervención en una conferencia organizada por el diario 'Handelsblatt'. "Estas dudas sistémicas son inaceptables en una Unión Monetaria", ha asegurado. 

No obstante, el ejecutivo alemán del BCE ha advertido de que la política monetaria no puede reemplazar a las reformas económicas. "No puede llegarse a una situación donde la presión para que los países afectados acometan reformas se vea reducida", ha dicho.

Asimismo, el banquero alemán ha recordado los últimos datos sobre la evolución de los intereses de los créditos a las pymes de la eurozona, donde se aprecia que las empresas españolas deben hacer frente a tipos de interés del 6,5%, en niveles máximos de 2008, por un préstamo de un millón de euros a devolver a entre uno y cinco años, lo que supone 2,5 puntos porcentuales más de lo exigido a las empresas alemanas.

Por otro lado, Asmussen ha defendido que la supervisión en España evitó el contagio de la crisis a través de productos estructurados complejos. "Los activos tóxicos no han sido un problema para los bancos españoles, sino el estallido de una burbuja inmobiliaria clásica", ha dicho.

A este respecto, el ejecutivo alemán del BCE ha señalado que esta explosión de la burbuja inmobiliaria española salpicó en ocasiones a las cajas de ahorros del país, cuyo respaldo supone ahora una pesada carga para las regiones y el Gobierno central.

Las palabras de Asmussen llegan apenas dos días antes de la crucial reunión del BCE del 6 de septiembre, donde se espera que Mario Draghi detalle la estrategia de la institución para garantizar la sostenibilidad de la deuda soberana de la eurozona y que el Gobierno español tendrá en cuenta a la hora de estudiar si pide o no ayuda a sus socios europeos.

Etiquetas