Economía

Comparecencia en el Congreso

Salgado dice que advirtió a Rajoy del desvío del déficit

La exvicepresidenta ha explicado que en la conversación con Rajoy le apuntó que el cumplimiento o no del déficit dependía de la forma en que se cerrara el ejercicio.

La exvicepresidenta del Gobierno Elena Salgado ha asegurado este jueves que advirtió al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, antes de que tomara posesión de que el objetivo de déficit para el año 2011 podía desviarse, ya que no contaba con información suficiente de las comunidades autónomas.

Durante su intervención de la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados, Salgado ha señalado que se reunió con Rajoy pocos días antes de su investidura y le alertó de que la forma en que se cerrara el ejercicio podría implicar que el déficit del Estado superara el 6% previsto, como finalmente sucedió.

Salgado ha explicado que en la conversación con Rajoy le apuntó que el cumplimiento o no del objetivo de déficit dependía de la forma en que se cerrara el ejercicio, tanto por parte de la administración central como de las comunidades autónomas.

Así, ha asegurado que le dijo a Rajoy que en ese momento él, como líder del partido que gobernaba la mayor parte de las comunidades autónomas, debía tener más información sobre el déficit de las regiones que ella misma, entonces ministra de Economía y Hacienda.

En concreto, la exvicepresidenta se ha referido al déficit registrado por la Comunidad de Madrid, una región que no había hecho uso de la posibilidad de llegar al 1,3 % de desfase y que, por tanto, hacía pensar al Gobierno que podría asumir parte del exceso de las demás, aunque "la realidad demostró que no era así".

Salgado ha reconocido que el déficit de 2011 fue mayor del que había anticipado al nuevo Gobierno, incluso en lo que se refiere a la administración central, aunque ha defendido que nunca llegó a darle una cifra concreta.

La exministra defiende la labor de Fernández Ordóñez

La exvicepresidenta económica ha defendido, además, la labor desempeñada por el exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez al frente del banco emisor al considerar "sinceramente" que cumplió su función de supervisión.

Salgado ha recordado que Fernández Ordóñez no cambió a las personas empleadas en la supervisión y la inspección del organismo, un dato que demuestra que cumplió con su labor.

Por otro lado, ha defendido también al presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), criticado esta mañana por el diputado 'popular' Fernando López Amor por su vertiente partidaria.

"Me considero en la obligación moral de defender a quien ha sido y es un extraordinario servidor público", ha señalado Salgado, quien también ha asegurado que Segura es una persona de "grandísima profesionalidad".

El diputado 'popular' se ha defendido al asegurar que por adscripción a una ideología política no descalificaría a nadie, pero sí por su "vertiente partidaria". "Cada uno es muy libre de creer en lo que quiera", ha indicado, tras asegurar que el origen partidario hay que retirarlo en alguna ocasión.

Por otro lado, Salgado ha vuelto a defender al Banco de España al hablar de las fusiones, y ha dicho que estas operaciones dependían siempre de las cajas y de las comunidades autónomas que eran las que las aprobaban, en ningún caso del supervisor ni del Ministerio de Economía.

Las entidades, soberanas en las fusiones 

"Al final quienes son soberanos para proponer o no la aprobación de sus asambleas autonómicas son las cajas implicadas directamente", ha asegurado Salgado, tras insistir en que, además, pueden renunciar a esa fusión si en algún momento entienden que no les conviene.

Sobre el caso concreto de Caja Madrid y Bancaja, la exministra no ha comentado la reunión que ha mencionado el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, en la que el Banco de España sugirió la integración de Bancaja en Bankia. Salgado se ha limitado a decir que el Ministerio que dirigía conoció la operación cuando se la comunicó el Banco de España.

Preguntada por la fallida integración de Bankia y La Caixa, ha señalado que tuvo muy poca información sobre esta operación, aunque sí le llegaron algunos comentarios del presidente de La Caixa sobre algún tipo de alianza al final de su mandato como vicepresidenta, pero en ningún caso de una fusión formalizada.

Integraciones futuras

Por otro lado, Salgado no ha descartado que se produzcan más integraciones en el futuro y ha asegurado que un tamaño mayor da más seguridad si las reglas son las adecuadas.

En este sentido, ha aseverado que la unión bancaria y el supervisor común en los que trabaja Europa están destinados a entidades más grandes porque se piensa que el proceso de concentración no se ha detenido y puede continuar en el futuro.

Piden la comparecencia de Solbes 

En la Izquierda Plurar, el diputado Ricardo Sixto ha aprovechado su turno para echar de menos la comparecencia del antecesor de Salgado, Pedro Solbes, mientras que el diputado de UPyD lvaro Anchuelo ha dudado de la efectividad de las fusiones frías que promovió el Departamento de Salgado.

Desde el Grupo Mixto, el diputado de Amaiur Rafael Larreina ha criticado la falta de reflexión de el anterior Gobierno y del actual, mientras que la diputada de CC Ana Oramas ha interpelado a la exvicepresidenta sobre algunas operaciones correctas y por la supervisión del Banco de España.

Finalmente, el diputado 'popular' Fernando López Amor ha "suspendido" la gestión de Salgado, a quien ha acusado de tener "una mochila" con un equipaje en el que lleva la herencia de Pedro Solbes. "Han tardado tanto tiempo en reconocer la situación que han 'handicapado' cualquier decisión que se haya podido tomar", ha denunciado.

Etiquetas